Terriers australianos


Estos pequeños perros fueron criados para el propósito específico de matar las ratas y serpientes locales durante el siglo XIX en Australia. El American Kennel Club ha reconoció esta raza en 1960. Hoy en día, los terriers de Australia siguen siendo muy comunes en su país y están ganando una gran popularidad en otros países. A los amantes de la naturaleza les encantará esta raza que se caracteriza por ser muy amigable y divertida.

Son ideales para las ciudades grandes, pero también son perfectos para todos aquellos que se quieren deshacer de las ratas en su casa de campo. Por su color y pelaje, pueden parecerse a los Scottish Terrier y sobre todo a los Yorkshire Terrier, aunque su cuerpo es más corpulento. Debajo de su pelaje tiene una gruesa capa que les permite soportar muy bien las inclemencias del tiempo.


Dado que fueron criados para proteger los edificios de las alimañas, están plenamente adaptados a vivir en compañía de los seres humanos. Como a la gran mayoría de los terriers, le encanta cavar. Es muy inteligente y siempre está moviéndose. Siempre están muy atentos ya que su instinto les hace estar siempre preparados para “proteger”.

Les gustan los niños, pero sobre todo, aquellos que les dejan en paz. Aunque no son agresivos, debes vigilar a los niños más pequeños ya que es mejor que no tengan discusiones con el animal. Tienden a ser unas mascotas muy sensibles en lugares cerrados, en parte porque fueron criados para vivir en lugares pequeños con los humanos. Por otra parte, también pueden enfadarse muy pronto a la hora de defender algo que es suyo.

Caja de arena para los conejos


A veces la gente se pregunta: ¿mi conejo puede utilizar una caja de arena? La respuesta dada por algunos expertos es clara y concisa: sí, pero con algunas diferencias respecto a los gatos. La primera diferencia es muy sencilla: los conejos no son gatos. Por lo tanto, para conseguir que un conejo utilice una caja hay que seguir un proceso de entrenamiento diferente.

Por si no lo sabes, los conejos más jóvenes suelen ser más difíciles de entrenar que los mayores. Los jóvenes prestan menor atención ya que están siempre buscando nuevas “aventuras”. El entrenamiento puede comenzar temprano, pero no esperes resultados rápidos. En segundo lugar, la esterilización o la castración serán muy importantes a la hora de aprender cosas nuevas. Un conejo en época de celo, tiene cosas más importantes que hacer, que pensar en hacer sus necesidades en una caja.

Tómate tu tiempo para observar el comportamiento del animal. Aprende que movimientos realiza antes de hacer sus necesidades. Algunas mascotas eligen una zona determinada de la casa para hacer siempre allí sus necesidades, otros necesitan “ir al baño” nada más levantarse. Cuando conozcas sus costumbres, ayúdale poniéndole la caja. Poco a poco asociará la caja a sus necesidades.

No rellenes la caja con los mismos materiales que se utilizan para los gatos. Llena el fondo de la caja con trocitos de madera, virutas, etc. y en la parte de abajo, llénala con un montón de periódicos. Si en la parte de arriba consigues poner un poco de heno fresco, seguro que le encantará.

El carlino, un príncipe de cuatro patas

carlino
Parece el perrito de moda y cada vez se ven más en todas las ciudades, pero el carlino es una de las razas más antiguas y apareció hace más de tres mil años. Este entrañable animal fue el más preciado por la realeza china y hasta se creía que alejaban el mal de los templos. Era el regalo estrella en bodas de príncipes y emperadores y gozaban de un estatus especial en la corte. Tanto es así que estos perros estaban en el interior de los palacios para evitar que el pueblo los viera, dada su condición de criatura sagrada.

El pug, como también se conoce al carlino, es cuadrado y regordete, pero de estructura proporcionada. El peso ideal se encuentra entre los 8 y 9 quilos, aunque algunos ejemplares pueden rebasar la docena si los dueños sucumben a sus incesantes súplicas. Se dice que son braquicéfalos porque su cabeza es grande y su hocico, corto y chafado. Lo que más llama la atención de estas geniales mascotas son sus enormes y brillantes ojos, capaces de engatusar a quien ellos quieran.

El carlino es un perro de compañía muy astuto al que le maravilla estar con sus familiares humanos y con todo aquél que quiera recordarle lo bello que es. Siempre está dispuesto a jugar con sus amos o a dejarse acariciar. A pesar de ser cariñoso, también posee un excelente perfil de guardián y ladra enérgicamente cuando percibe, desde lejos, la presencia de desconocidos. De la misma manera, cuando el pug usa su sexto sentido y advierte la visita de un ser querido, lo recibe como sólo él sabe. Su amor incondicional y su naturaleza apacible y dócil lo convierten en la mascota perfecta para todas las casas. Si el perro es el mejor amigo del hombre, el carlino es su alma gemela.

Revisar el reptil que vas a comprar


Cuando compras un reptil en una tienda, puede que este esté estresado e incuso, a veces, enfermo. Esto suele ocurrir cundo el animal no ha sido atendido de manera óptima. Aquí tienes algunos consejos que te puede ayudar a elegir un reptil que, aparentemente, no está enfermo.

1. Revisa su cuerpo
Los reptiles deben tener unas formas redondeadas y no demacradas. Evita los lagartos que están delgados. Los huesos de las caderas no deben ser prominentes, ni lo de la cola. Observa que no tenga inflamaciones anormales en las patas. Las serpientes deben tener un cuerpo bien redondeado y la columna vertebral no debe ser visible.

2. Mira su piel
Si la piel está excesivamente arrugada y sin brillo, el reptil puede estar deshidratado. La piel debe ser suave y no tener mordeduras y arañazos (estos pueden infectarse más adelante). Las tortugas deben tener el caparazón duro y sin roturas.

3. Chequea la limpieza del lugar en el que se encuentra
Si el animal está manchado de cacas, es probable que se le haya mantenido en condiciones insalubres y/o en condiciones de hacinamiento.


4. Echa un vistazo a la ventilación del sitio
Es importante una buena ventilación para que el animal no se vea infectado por diversas bacterias.

5. Mira sus ojos
Estos deben estar limpios y despejados. Unos ojos inflamados pueden indicar una enfermedad sistémica, en particular en las tortugas.

6. Vigila la mucosa de alrededor de la nariz
En algunas especies los depósitos salinos son normales.

7. Repaso bucal
El interior de la mayoría de las bocas de los reptiles es de color rosa y es muy suave. Un color rosa pálido o grisáceo en la boca, o la presencia de pequeñas manchas amarillas, blancas o verdes en la lengua son signos evidentes de una enfermedad.

Perros en el parque


Los parques, para la mayoría de los perros, son un paraíso en el que encontrar un montón de amigos y vivir diferentes aventuras. Los dueños, junto con sus perros, obviamente, son capaces de disfrutar ampliamente de una jornada de juegos en el parque pero, a veces, se pueden crear conflictos con otras personas u otros animales. Intenta llevar a menudo a tu mascota a estos lugares, ya que podrá socializar y hacer deporte.

Los perros que están bien educados suelen tener menos problemas con otros perros y pocos enfrentamientos con la gente (a no ser que les molesten) ya que, estos, suelen estar más relajados. Estar al aire libre, jugar y hacer deporte te ayudarán a mantener a tu perro sano. Aprovecha el paseo por el parqué puesto que tú también podrás hacer amigos e intercambiar información sobre vuestras mascotas.

Los perros que desgastan energía en el parque suelen dar menos problemas en casa, cosa que seguro tus vecinos te agradecerán. Acostumbra al animal a que haga sus necesidades en la zona especialmente acondicionada para estos temas. Una vez que haya terminado, podéis iros a pasear, a correr o a jugar, pero recuerda que debes llevar bolsas por si tuviera otro “apretón” por el camino.

En algunos municipios se ha prohibido la entrada a los perros en algunos parques, debido a los enfrentamientos entre los usuarios del parque y los propietarios de los perros. Algunas de las quejas más comunes son:
• Los dueños de las mascotas no recogen los desechos de sus perros.
• Los perros no son controlados debidamente por sus propietarios.

Las primeras semanas de vida de los gatitos


Es innegable que el primer año de vida de un gatito es vital para su desarrollo. Durante este primer año es muy importante la unión humano-felina, ya que será la encargada marcar el ritmo de la relación con el gato que se mantendrá el resto de su vida. Los gatitos no son sólo una miniatura graciosísima con al que jugar de vez en cuando, son mucho más. Su desarrollo es un proceso fascinante, y cada paso se convertirá en una aventura inolvidable para los dos.

Un buen “cuidador” debe entender que muchas de las acciones que realice el pequeño son simples investigaciones por lo que tendrá que tener mucha paciencia. En la naturaleza, los grandes felinos suelen permanecer con su madre durante el primer año de su vida. Durante este tiempo aprenden las habilidades necesarias para sobrevivir.


Con los gatos domésticos, este no es el caso, ya que se suelen regalar o comprar con pocos meses de vida. Ya que esto se ha convertido en una norma, lo mejor es separar al cachorro de su madre cuando este ya tiene entre 12 y 16 semanas de vida. La madre iniciará el destete de sus gatitos entre las cinco y siete primeras semanas de vida. Las 6 primeras semanas son muy importantes ya que durante estas se desarrolla su personalidad y su carácter.

Durante estas semanas es muy importante una buena supervisión de su salud, ya que son muy susceptibles a todo tipo de amenazas bacterianas. Entre la semana siete y las 12, los pequeños comienzas a desarrollar sus habilidades sociales. Si están con su madre y algunos hermanos, podrás observar como comienzan a jugar. Además también empiezan a interactuar con los seres humanos. Prepárate a jugar al “escondite”.

Acuarios de agua dulce


Si has decidido que finalmente vas a tener una acuario en casa debes saber que existen diferencias entre un acuario de agua salada y un acuario de agua dulce. Para aquellos que buscan un menor mantenimiento, el agua dulce (con diferencia), es la mejor opción. Tener en casa un acuario de agua dulce te permitirá que el cuidado diario de las nuevas mascotas se reduzca, prácticamente, a su alimentación y a la comprobación del buen estado de los peces.

Comprueba a diario que tus amigos están en buen estado. Simplemente puedes buscar si tienen sus aletas en buen estado, o si sus escamas están siendo atacadas por algún tipo de hongo que esté haciendo cambiar su color. Al observar a los peces unos pocos minutos, todos los días, serás capaz de conocer a la perfección cal es su estado y comportamiento “normal“. Esto te facilitará mucho detectar los problemas de tus animales.

Los peces de agua dulce necesitan tareas de mantenimiento semanal y mensual, pero como te comentábamos muy básicas. Una vez que el tanque esté establecido (es decir, que lleve funcionando un par de meses a la perfección), todavía necesitas mantener en el control de la calidad del agua. Debes comprobar el nivel de PH semanalmente (la cantidad de pH varía en función del tipo de peces que tengas) y el nivel de amoniaco (el amonio, incluso en pequeñas cantidades, puede ser mortal para los peces).

En cuanto a las tareas mensuales te deberás centrar en los filtros, los cuales deberás reemplazar. Los cambios de agua son también muy importantes. Deberás cambiar el agua cada dos semanas aproximadamente, pero lo mejor es que consultes con un experto.

La tragedia de los “coleccionistas de animales”


Seguro que no es la primera vez que escuchas una historia parecida a esta: vecinos de una comunidad que tiene que llamar a las autoridades debido al olor que sale del piso de una de las vecinas. Cuando llegan a la casa, las autoridades descubren que la vecina tiene un sinfín de animales en su casa. La casa está cubierto de heces, orina y de basura. La mayoría de los animales están enfermos y hay que llamar a la protectora de animales para que los recojan a todos.

Desafortunadamente, este tipo de negligencia y crueldad no es poco frecuente y además está considerada como una verdadera enfermedad. Estos “coleccionistas de animales” declaran que los animales son su gran pasión y les aman con todo su corazón. Este problema termina parcialmente cuando son descubiertos, porque la mayoría, poco tiempo después comienzan a recoger de las calles nuevos animales a los que en realidad están maltratando.

Si tienes razones para creer que un vecino tuyo tiene este problema, no dudes en denunciarlo, seguro que los animales lo están pasando muy mal. Algunos indicadores de la existencia de este problema son:

Olor fuerte a orina y heces, que llega a ser perceptible desde el exterior de la casa
Número inusual de animales cerca de la casa. Seguro que puedes escuchar en el interior un montón de ladridos y aullidos
– Si el “coleccionista” quiere pasar desapercibido seguro que intenta limpiar la casa (es casi imposible). Echa un vistazo a su basura

Mi gato me ataca


¿Tú gato te muerde y te araña? ¿Se ha abalanzado sobre ti alguna vez? ¿De repente te muerde cuando le estás acariciando? No te desesperes, existen diferentes maneras para hacer frente a la conducta agresiva de los gatos. Antes de realizar ningún tipo de entrenamiento con el gato consulta con tu veterinario. En ocasiones, los problemas médicos pueden causar dolor en el animal y esto hace que su comportamiento sea mucho más irascible, lo que le convierte en un animal mucho más agresivo.

Recuerda, que la agresión es un comportamiento normal como medio de comunicación. Los gatos utilizan la agresión para decirles a los otros gatos que no desean jugar y “explicar” que ese es su territorio. Por eso, mediante esa agresión, puede que el animal te esté comunicando algo.

Lo primero que debes hacer es protegerte. Intenta que las uñas de tu gato estén siempre bien recortadas, de manera que aunque se produzca un ataque, no te pueda lastimar. Lo siguiente que debes hacer es evitar hacer las cosas que a tu mascota no le gustan, por ejemplo; a algunos gatos no les gusta que les toquen las patas traseras, pues no lo hagas. Debes observar los factores que hacen que se produzca la agresión.

Si te fijas en tu mascota, notarás signos evidentes de que se va a producir una agresión. Dos síntomas claros son: dilatación de las pupilas y colocar las orejas hacia atrás. Lo más recomendable es que no le castigues, simplemente intenta evitar el encontronazo. No debes olvidar que, a menudo, el aburrimiento se vuelve una causa frecuente de estas agresiones.

He encontrado un perro perdido


Te acabas de encontrar un perro perdido y no sabes que hacer ¿verdad? No te preocupes y no entres en pánico. Lo primero que debes hacer es observar al animal: ¿está en buenas condiciones físicas? ¿parece estar bien alimentado?¿tiene el pelo limpio? ¿no es difícil acercarse a él?¿distingues algún collar o alguna identificación?

Todas estas preguntas te pueden ayudar a saber algo más sobre el perro, ya que si está limpio, está bien alimentado y tiene un collar, puede ser que el animal se haya perdido y tenga un dueño que le está buscando. Cuando te encuentres con un animal así, por favor, no te des la vuelta. Piensa en ese pobre animal que si no es “rescatado” tendrá que comenzar a vivir en la calle. Él no está acostumbrado y puede lesionarse fácilmente, contagiarse con alguna enfermedad y cosas peores. ¿Cómo puedes encontrar al dueño? Si el perro está identificado con su chip correspondiente no habrá mayor problema.

Lo que debes hacer es llevarle al veterinario más cercano y contarle el caso. El veterinario podrá leer los datos de su propietario a través del chip, y podréis poneros en contacto con él. Si el animal no está identificado (en la actualidad, es motivo de sanción) habla con el veterinario para ver que podéis hacer con él. Podéis acordar dejar al perro durante un par de días en sus instalaciones mientras intentáis localizar al propietario. Esos días puedes hacer lo siguiente:

– Revisa las secciones de los periódicos por si han puesto un anuncio buscando al animal.
– Llama al refugio de animales más cercano que tengas y comunícale tu hallazgo. Proporcionales todos los datos que puedas sobre el animal, por si fuera su dueño preguntando si lo han encontrado.
– Pon unos carteles por la zona con un teléfono de contacto.
– Coméntaselo a los niños del vecindario, ellos pueden saber algo sobre el dueño.