Cuidados de los loros en invierno


Los loros son originarios de países dónde la temperatura es cálida casi todo el año o al menos no varía bruscamente. Por ello, con la llegada del invierno y las bajas temperaturas, tendremos que tener una serie de precauciones para que su estado de salud sea óptimo aunque, sorprendentemente, el frío reinante les afecta menos de lo que podríamos pensar.

Es importante que lo llevemos al veterinario para que le haga un examen completo y así determinar si se encuentra en buen estado de salud, requisito indispensable para que el animal no se vea afectado por el invierno. Es un buen momento también para desparasitarlo.
SEGUIR LEYENDO «Cuidados de los loros en invierno»

Qué tener en cuenta antes de adquirir un loro


Una de las mascotas que más nos atraen y más nos llaman la atención son los loros. Su plumaje, sus capacidad de imitar la voz humana y su bonito y colorido pelaje hace que nos plateemos la posibilidad de tener un loro como mascota. Sin embargo, antes de adquirirlo, debemos tener en cuenta algunas consideraciones que nos ayuden a decidir si realmente debemos comprarlo.

El desembolso económico: Es necesario tener en cuenta el gasto que nos va a suponer nuestro nuevo amigo, ya que no sólo se trata de comprar el loro, sino que también deberemos adquirir la jaula, el resto de complementos, los gastos veterinarios, etc. Deberemos estar seguros de poder hacer frente a todos estos gastos con las garantías de adquirir un animal sano.

– Deberemos elegir cuidadosamente la especie, ya que hay algunas de ellas, como las cotorras que son especialmente ruidosas al amanecer y al atardecer.
SEGUIR LEYENDO «Qué tener en cuenta antes de adquirir un loro»

El guacamayo azul y amarillo


El guacamayo Ara ararauna, también conocido como guacamayo azul y amarillo, es un ave perteneciente al orden de las Psitaciformes, familia de las Psitácidas. Se caracteriza por su plumaje azul turquesa, que cubre todas las partes superiores de su cuerpo. Las inferiores son de color amarillo dorado y también tiene algunas plumas en verde. Tanto la hembra como el macho presentan estos colores y sólo se diferencian en el tamaño. Como todos los loros son unos animales muy longevos, que pueden llegar a vivir hasta los 50 años.
SEGUIR LEYENDO «El guacamayo azul y amarillo»

Elegir un loro como mascota


Si hemos decidido que nuestra nueva mascota sea un loro, antes de adquirirlo deberemos tener en cuenta una serie de puntos que harán que la decisión final del animal en cuestión sea la correcta.

En primer lugar deberemos tener en cuenta el aspecto económico, ya que el coste de su mantenimiento suele ser elevado, porque los propietarios tienen que hacer frente a muchos gastos a lo largo de la vida del loro y debe poder afrontarlos.

También es necesario que tengamos mucho espacio para poder colocar la jaula. También debemos asegurarnos de tener tiempo libre cada día para estar con el loro, ya que es un animal que necesita del contacto social para desarrollarse en pleno estado de salud, y no podemos tenerlo durante mucho tiempo a solas.
SEGUIR LEYENDO «Elegir un loro como mascota»

¿Por qué y cómo hablan los loros?


Realmente los loros no hablan, sino que se dedican a imitar las palabras que oyen decir a sus dueños. Pero aun así, resulta curioso que el comportamiento que imiten sea precisamente el que al hombre le hace más humano, el lenguaje. Este comportamiento no es nuevo, y ya en la antigüedad era conocida la capacidad de estos animales de imitar sonidos y palabras. Pero, ¿qué lleva a los loros a imitarnos?

En primer lugar, que fisiológicamente están dotados para ello, ya que poseen una lengua que, mediante pequeños movimientos, puede formar palabras, al igual que ocurre en el caso del hombre. En segundo lugar también tiene importancia el hecho de que son animales muy sociables, a los que les gusta estar en grupo, comunicarse y sentirse acompañados y la voz es un instrumento que les sirve para este fin.

Si quieres enseñar a tu loro a hablar, lo primero que debes hacer es crear una buena relación entre el ave y tú, de forma que ésta se sienta confiada. Una forma de enseñarle palabras es hablar con el loro en la relación diaria, nombrando, por ejemplo, los alimentos que le das, o los lugares donde estáis. Es importante que hables con tu voz normal, ya que si le hablas como se hablaría a un niño de meses, será así como el loro aprenderá a hablar.

También es muy importante que premies los logros de tu loro. Como todos los animales, responden muy bien al refuerzo positivo, por lo que una caricia, un comentario motivador o una golosina. Y según vaya aprendiendo, puedes pasar de las palabras a las frases sencillas, que poco a poco el loro irá pronunciando con mayor claridad.

Los loros y sus comportamientos


Antes de adoptar un loro como nuevo miembro de la familia, debes saber algunas cosas sobre estos animales:

– Los loros pueden emitir palabras u realizar ruidos con tonos muy altos. En la naturaleza, los loros usan diferentes vocalizaciones para llamar a otros compañeros, para advertir del peligro, o simplemente por diversión. Debes proporcionar a tu loro momentos de socialización y actividades de enriquecimiento que le ayudarán a comunicarse pero de manera menos intensa. Asume que los loros son animales que, a veces, son bastante escandalosos.

– En estado salvaje, son animales de presa y, como tales, están siempre muy alerta y se pueden estresar fácilmente. Pueden tener reacciones adversas a diferentes objetos o situaciones (como los movimientos bruscos o los ruidos fuertes), que apenas afectarían a los perros o a los gatos.

– Usan sus grandes picos para comer, masticar, acicalarse y sostener objetos. También los usan para morder cuando se asustan o están agitados, o están defendiendo su territorio. Debes aprender a “leer” el lenguaje corporal de tu mascota ya que esto te ayudará para saber cuando el animal está a gusto y cuando no.

– Los loros son muy sociales y activos. Tienen una psicología muy compleja. Fácilmente pueden desarrollar problemas de comportamiento tales como el desplume de sus plumas, si no reciben una gran cantidad de interacción diaria con los seres humanos y / u otras aves.

– Debido a que los loros no llevan demasiado año viviendo con los humanos, es muy normal que conserven sus instintos salvajes, y que finalmente no te puedas llegar a vincular con él.

Las enfermedades más comunes en los loros


A continuación te mostramos una breve lista sobre cuáles son las enfermedades más comunes en los loros. Es importante que si tienes uno de estos animales en casa sepas bien cuáles son y por qué se pueden producir. También es importante prevenirlas para evitar el mal trago de acudir a un veterinario para solucionar el problema.
SEGUIR LEYENDO «Las enfermedades más comunes en los loros»

Elegir una jaula para loros


Existen diferentes tipos de jaulas que pueden gustar más o menos a tu loro. Aunque le compres una buena jaula, debes tener presente la posibilidad de de soltarle durante algunos ratos cuando estés en casa. Algunos dueños de estas mascotas deciden acostumbrarles a utilizar su jaula, sólo cuando llegue la hora de dormir. Lo mejor, es que tu loro pase el tiempo que tú estás fuera de casa, guardado en la jaula, ya que no tendrá ningún tipo de supervisión y puede tener algún problema.

Los expertos recomiendan que este tipo de aves, debe pasar una media de unas tres horas diaria fuera de su jaula. Si pasas demasiado tiempo fuera de casa, lo mejor es que intentes acondicionar una habitación para tu loro, en la que pueda pasar el rato tranquilamente. Según el tipo de loro que tengas, deberás informarte de cuál es el tipo de jaula que mejor se adapta a sus necesidades. Lee con atención algunas de las directrices generales que deben tener las jaulas para loros:

– Lo mejor son las jaulas profesionales, nada de jaulas hechas a mano que se puedan estropear pronto.

– Su acabado debe estar realizado en acero inoxidable. Cualquier acabado en pintura puede ser tóxico para tu mascota.

– Los barrotes, no deben estar muy separados. Revisa que el animal no pueda meter el pico o parte de su cabeza y quedarse enganchado.

– Las formas más normales, suelen ser las cuadradas y las rectangulares. Estas formas son mejores que las que se realizan con una parte superior estilo cúpula.

– Cuanto más grande sea la jaula mejor. Esto significa que tu amigo, podrá moverse con total tranquilidad. Debe tener espacio para agitar sus alas, como mínimo.

El loro más pequeño del mundo


Existe una especie de loro cuyo tamaño es poco más que el del pulgar de tu mano. Los Micopsitta pusio harteti, son una subespecie del loro de cabeza amarilla. Son microloros que aún no siendo muy conocidos no se encontrarían en peligro de extinción. El motivo por el que no se ven tan fácilmente y no eran conocidos hasta hace poco es que estos loros enanos habitan en selvas apartadas de la civilización, recónditas y salvajes. De hecho fueron vistos por primera vez en una selva de estas características de Papúa Nueva Guinea.

Aunque no se sabe casi nada de él, mide unos 8 centímetros de alto y pesa unos 11,5 gramos. ¡Increíble verdad! Es incluso más pequeño que muchos de los animales e insectos que viven a su alrededor en esos profundos y densos bosques y selvas. Se les puede encontrar sobre todo en las zonas bajas tropicales y subtropicales de la isla de Nueva Guinea, hasta alcanzar la altura de los 800 metros.

A diferencia del resto de los loros o por lo menos de la mayoría, estos mini loros no se alimentarían de frutas y frutos secos. Su dieta se compone básicamente de musgos, líquenes y hongos. Respecto a su plumaje son aves de plumas verdes, a excepción de las partes inferiores que tendrían un ligero tono amarillento; y las marcas que se encuentran en sus cabezas son las que harían diferenciar a un macho de una hembra, siendo en esta más prominentes.

Es una especie de la que se sabe muy poco ya que ha sido imposible criarlos en cautividad. Pero al igual que ellos existen otras muchas especies de las cuales también se sabe muy poco, y existirán otras muchas de las que desconozcamos su existencia. Es posible que este sea el loro más pequeño del mundo, pero quién nos lo asegura. La naturaleza nos sorprende cada día.

Loros fuera de la jaula


Todos los loros que viven en casas necesitan una jaula. Da igual que siempre estés en casa con él y que le dejes suelto todo el día, tu mascota necesita un lugar al que retirarse para tener su “vida privada”. También, debes recordar que es mucho más seguro que esté en el interior de su jaula cuando tú no estás, ya que puede sufrir algún tipo de accidente que se podía haber evitado.

No debes tener siempre a tu loro dentro de la jaula. Para que sea feliz, deberás dejarle algunas horas al día fuera de la misma. Intenta que como mínimo este tres horas fuera. Los loros también necesitan realizar ejercicio y mantener una dieta saludable. Estar fuera de su “casa”, moviéndose a su antojo, les permitirá estar en forma.

Aunque estés en casa, debes comprobar que todos los lugares por los que se puede mover a su antojo tu amigo, no suponen ningún peligro para él. Asegúrate de revisar los enchufes (si puedes poner protectores como los que se utilizan con los bebés, mucho mejor). Si decides habilitarle una habitación para él, comprueba que esté perfectamente aislada.

Si fumas, intenta que no le dé el homo del tabaco. Ten cuidado con los vapores químicos (lacas para el cabello, desodorantes, etc.), productos de limpieza para el hogar, todos los materiales recubiertos de teflón y las plantas, ya que algunas pueden ser tóxicas. Cuanto más simple sea el mobiliario muchos menos problemas tendréis los dos. Cuando termine la jornada, métele en su jaula, y a descansar.