Elegir un loro como mascota


Si hemos decidido que nuestra nueva mascota sea un loro, antes de adquirirlo deberemos tener en cuenta una serie de puntos que harán que la decisión final del animal en cuestión sea la correcta.

En primer lugar deberemos tener en cuenta el aspecto económico, ya que el coste de su mantenimiento suele ser elevado, porque los propietarios tienen que hacer frente a muchos gastos a lo largo de la vida del loro y debe poder afrontarlos.

También es necesario que tengamos mucho espacio para poder colocar la jaula. También debemos asegurarnos de tener tiempo libre cada día para estar con el loro, ya que es un animal que necesita del contacto social para desarrollarse en pleno estado de salud, y no podemos tenerlo durante mucho tiempo a solas.

Esto se debe a que es un animal social y muy inteligente, lo que también puede hacer que se aburra fácilmente si cae en la monotonía, por lo que deberemos introducir variedades en su rutina diaria para evitar dicho aburrimiento.

Otro punto importante que debemos tener en cuenta es que, a diferencia de la mayoría de las mascotas, el loro suele vivir en torno a los 75 años, por lo que si nos decidimos por él tendremos una mascota que nos acompañará a lo largo de toda nuestra vida.

Tampoco debemos olvidar que el loro puede causar desperfectos en los muebles y en los objetos con su pico, por lo que será necesario tener cierta tolerancia ante estos hechos.

También debemos tener en cuenta que, si vivimos en familia, el loro es un animal que va a establecer preferencias entre los distintos miembros de la misma, punto que debe ser aclarado para evitar problemas con el animal, sobre todo en el caso de los niños.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *