La cría de canguro huérfana y su inseparable peluche

Share on Facebook7Tweet about this on Twitter4Share on Google+2

canguro peluche
Un día más queremos contarte una tierna historia. En este caso está protagoniza por una cría de canguro huérfana que ahora no puede dejar de abrazar a su osito de peluche. ¡Sí! ¡Has leído bien! Se trata de una iniciativa de una mujer australiana que se dedica al cuidado de crías abandonadas.

¿Te gustaría conocer más detalles sobre la propuesta de esta cuidadora y sobre esta cría de canguro? ¡Pues no te pierdas nada de lo que te contamos a continuación!

Otra vez gracias a las redes sociales

La iniciativa de Gillian Abbott comenzó a hacerse popular después de que su hijo, Tim Beshara, que es consejero del senador Peter Whish Wilson en Tasmania, twitteara una fotografía de Doodlebug, una cría de canguro, abrazando a un oso de peluche. Como ves, las redes sociales son otra vez las responsables de que la historia de un animal se haga famosa en todo el mundo.

canguro peluche1

Siempre vuelve para recibir cariño

El animal fue encontrado por la criadora cuando tenía dos meses de vida. Puede que se hubiera caído de la bolsa o, quizá, su madre estaba muerta. El caso es que se encontraba solo, así que Abbott lo cuidó hasta que se reestableció. Ahora está contento de poder saltar por el bosque, aunque muchas veces vuelve para que le den comida y para recibir mimos de su osito que, como ves en la imagen, está colgado de una cuerda para que el canguro siempre pueda verlo.

La iniciativa de Gillian Abbott

La cuidadora está llevando ahora una campaña de recogida de peluches para ofrecérselos a los canguros huérfanos y que puedan acurrucarse con ellos. Según Abbot, es una forma de hacer que estos animales no se sientan solos.

¿Qué te parece la iniciativa de Abbott? ¿Crees que es una buena forma de hacer que los canguros se sientan acompañados?

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *