Cuatro hábitos extraños de tu perro (que debes conocer)

perros-habitos
Si ayer hablábamos de comportamientos raros en los gatos, hoy vamos a hacer lo mismo con los perros. Y es que también ellos tienen algunos hábitos que resultan un tanto extraños para las personas y, sobre todo, en comparación con otras mascotas. Son actos que conviene conocer porque, en algunos casos, son una señal de alerta a la que se debe prestar atención. En otras situaciones, son solo hechos curiosos.

Comida

Aparte de la comida que ingiera habitualmente el perro, de vez en cuando, comen otras cosas que son un tanto sorprendentes. Y una de ellas son las piedras. Hay que tener mucho cuidado con esta ingesta porque el perro trata con ello de provocarse el vómito. Y esto puede deberse a que tiene algún problema o molestias en el estómago o bien en su sistema renal.

También hay perros que tienden a comerse sus propios excrementos e, incluso, los de otros perros. En estos casos, lo que puede haber detrás de este gesto es una carencia nutricional de la mascota porque el pienso que se le está dando tenga alguna carencia o porque se sigue con él una dieta muy restrictiva.

No obstante, puede haber otras explicaciones como que pase hambre porque no come lo suficiente o, simplemente, se aburre.

perros-habitos

Cola

Dentro de los comportamientos que se califican como extraños en el perro, hay varios que están relacionados con su cola. Uno de ellos, por ejemplo, es el gesto que realiza para tratar de perseguirla. En general, lo hace porque está aburrido o bien lo repite porque ha notado que te hace reír.

Sin embargo, si este gesto lo realiza de forma compulsiva, es probable que haya un problema y que el perro tenga un trastorno obsesivo compulsivo por lo que sería conveniente llevarlo al veterinario para que determine la causa de este problema. Diversos estudios ponen de manifiesto que es un comportamiento más habitual en perros miedosos o tímidos, aunque no son las únicas causas.

Y, ¿qué sucede si se muerde la cola en lugar de perseguirla? Esto es una clara señal de alerta. Habitualmente, los perros que realizan este gesto es porque tienen dolor en esta zona o bien notan la presencia de parásitos o algo que les está molestando y quieren acaban con ello con sus mordiscos.

Artículos relacionados:

Las cinco razas de perro con mejor carácter

¿Cómo hay que hablarle al perro para que nos haga caso?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *