A mi gato le gusta esconderse: ¿por qué?

gatos-escondidos
Seguro que si tienes un gato, habrás observado que le gusta esconderse o que busca lugares recónditos y como apartados con cierta regularidad desde los que observa todo y se siente feliz. En general, es un comportamiento que no debe alertar ni preocupar porque está dentro de los hábitos normales de los mininos. No obstante, sí es cierto que responden a una serie de factores, que se deben tener en cuenta porque, si aumenta la periodicidad o no quieren salir de ellos, hay que actuar.

Motivos generales

Uno de los motivos principales por lo que un gato se esconde es porque forma parte de su naturaleza. Los mininos siempre han sido depredadores, pero también presa. De esta forma, evita ser pillado por sorpresa. Además, con este acto, busca seguridad, lo que sucede más frecuentemente cuando llega nuevo a un hogar.

De esta manera, se puede hablar que el gato busca seguridad y tener el control de una situación, estando preparado por si se presenta alguna amenaza. También puede querer pasar desapercibido porque se ha interesado por alguna presa en casa, aunque sea una hormiga o insecto.

Otro motivo por el que busca esconderse es porque está estresado o bien necesita relajarse por lo que optará por lugares en los que nadie le pueda molestar. La búsqueda de un escondite también está relacionada con su necesidad de dormir tranquilamente y de forma segura o bien para descansar tras el veterinario o, por ejemplo, la realización de un viaje que haya sido largo.

gatos-escondidos
Y otro motivo es la enfermedad. Es habitual que un gato se esconda cuando se no se siente bien o tiene algún dolor. Aquí la señal de alerta saltaría cuando el minino no tiene esta conducta de esconderse de forma habitual y la empieza a realizar durante varios días seguidos.

Escondites

Los lugares en los que suele esconderse un gato son diversos. En general, tienen a ocultarse bajo las sábanas, así como en cajas o sitios altos para poder ver todo desde arriba y controlar la situación.

No obstante, en casa, hay que tener cuidado de que no elija las zonas en las que hay electrodomésticos para que no se cuele detrás o en huecos de un sofá cama o sofá porque pueden producirse accidentes o daños en el minino.

Artículos relacionados:

Curiosidades de los gatos que (quizá) no sabes

Cinco cosas cotidianas que los gatos no soportan

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.