Curiosidades de los gatos que (quizá) no sabes

gatos-curiosidades
Los gatos son animales que generan siempre mucha curiosidad porque tienen un halo de misterio. Y no solo por eso, sino porque muchas veces son los grandes desconocidos en cuanto a sus hábitos, costumbres y también fisonomía. De hecho, hay curiosidades de los mininos que pocas personas conocen. Aquí te contamos algunas de las más llamativas y que, probablemente, no conozcas y que están relacionadas con varias partes de su cuerpo, así como con la forma de comunicarse.

Nariz

Una de las primeras curiosidades en relación a los gatos está relacionada con su nariz. La clave está en el dibujo que hay en ella. Y es que no hay dos iguales. Las hendiduras en su nariz son diferentes en cada gato. Es una buena manera para saberlos identificar y reconocerlos porque es una marca única, ya que no existen dos gatos con la misma nariz.

Oreja

También en las orejas de los gatos, encontramos varias curiosidades. Por ejemplo, ¿cuántos músculos tiene cada oreja del minino? La respuesta es 32. Esta musculatura favorece que los gatos puedan moverlas hacia cada sonido que percibe, con independencia de la dirección de la que proceda.

Dedos

Otra curiosidad de los gatos está en sus dedos. Se tiende a pensar que tienen 20 pero, en realidad, son 18 dedos. En concreto, y salvo algunas excepciones como los gatos polidáctiles, los mininos tienen cinco dedos en cada una de sus patas delanteras y cuatro en las traseras.

gatos-curiosidades
Y otro dato curioso es que los gatos caminan sobre sus dedos. No hacen el movimiento apoyando todo el pie. Es una forma de caminar y de moverse como si fueran bailarinas, puesto que andan sobre las puntas. Esto se produce para que puedan ir de caza y no hacer ruido, aunque también es cierto que dotan de elegancia a su forma de moverse.

Maullido

Acabamos con otra curiosidad relacionada con la comunicación. Los gatos maúllan para comunicarse con los humanos, no siendo habitual que empleen el maullido para relacionarse con otros felinos. Y, por cierto, si un gato maúlla muy fuerte, puede que sea sordo. En estos casos, el maullido siempre es mucho más potente que en aquellos mininos sin problema de audición.

Artículos relacionados:

Todo lo que detestan los gatos en el hogar

Ailurofobia: ¿has oído hablar del miedo irracional a los gatos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Cros Digital SL.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.