¿Cómo hay que hablarle al perro para que nos haga caso?

hablar-perros
Hablar a las mascotas es positivo porque se establecen más vínculos, sobre todo, afectuosos, aparte de lograr que nos hagan caso en su comportamiento. Sin embargo, no se consiguen los mismos resultados según el tono que se emplee ni la forma en la que se les habla. Un ejemplo muy claro sucede con los perros. Durante muchos años se ha considerado que había que dirigirse a ellos con un tono contundente. Ahora, por el contrario, se ha comprobado que hay formas de hablarles que son mucho más efectivas.

Cómo hablarle al perro

Hablar con contundencia y marcando el territorio ha sido la manera tradicional de educar a los perros para que adquieran buenos hábitos tanto dentro como fuera de casa. Sin embargo, ahora, una nueva investigación ha puesto de manifiesto que esta forma de hablarles no es realmente tan efectiva.

De hecho, se ha comprobado que es mejor hablarles como si fueran un niño. Es decir, que los perros comprenden más fácilmente los mensajes que se les lanza cuando se habla con ellos con dulzura.

Al menos así se desprende de un estudio reciente de la Universidad de Nueva York que ha permitido constatar que una comunicación más cercana es más efectiva que aquella que se basa en el autoritarismo.

hablar-perros

Ventajas

Esta manera más cercana y dulce de hablar a las mascotas tiene una serie de beneficios. Según la investigación, el perro recibe el mensaje con mucha más atención y lo asimila mejor. Es más, lo recuerda durante más tiempo.

Sin embargo, estas recomendaciones para hablar a los perros dependen del ambiente en el que haya crecido la mascota. Y es que los investigadores han comprobado que los cachorros a los que siempre se les ha hablado de forma autoritaria entienden mejor las órdenes que un habla más cariñosa.

Por el contrario, si al perrito siempre se le ha hablado como si fuera un niño y empleando un tono más dulce que les transmite seguridad, comprenderá mejor las órdenes y todo lo que se le transmita.

Una comprensión en este último caso que todavía es mayor si la comunicación se realiza sin prisas. Es decir, se les indica lo que deben hacer sin que haya una necesidad urgente porque así prestan más atención y confían más en la persona.

Beneficios en las personas

Esta forma más dulce de hablar a los perros tiene beneficios también para las personas. Por ejemplo, se fortalece el vínculo entre ambos y se logra más fácilmente captar su atención.

Además, se genera un ambiente más relajado y una comunicación más fluida entre ambos y un mayor entendimiento. Incluso la persona puede sentirse comprendida, aunque el perro no hable como los humanos.

Lenguaje corporal en perros: lo que la mascota nos quiere decir

¿Los perros entienden lo que decimos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *