Lenguaje corporal en perros: lo que la mascota nos quiere decir

lenguaje-corporal-perros
Siempre que hablamos de la comunicación con las mascotas, viene a la cabeza la parte oral y, en el caso de los perros, los ladridos. Sin embargo, los perritos tienen también otra forma de hablar a las personas. Es el lenguaje corporal que, además, es muy variado porque va desde los movimientos de cola a diversas posiciones con su cuerpo o expresiones faciales. Aquí contamos las principales para saber lo que nos quiere decir el perro.

Posición corporal

El cuerpo del perro es uno de sus principales canales de comunicación para expresar lo que quiere decir, cómo se siente… Dentro sus gestos clave, destaca tener el cuerpo erguido. Una postura que pone cuando se siente “chulo”, lo que también expresa al poner el rabo enhiesto.

El perro refleja sometimiento en aquellas situaciones en las que se tumba en el suelo mientras que, si tiene el rabo bajo cuando está a cuatro patas, es porque se siente tranquilo y relajado.

Expresión de susto es la que indica con la posición de su rabo cuando lo coloca entre sus patas traseras y de nerviosismo si no para de moverlo. No obstante, este movimiento puede reflejar diferentes cosas. Por ejemplo, es la señal de que quiere jugar y actividad.

lenguaje-corporal-perros
Pero, si este movimiento del rabo se acompaña de gemidos, ladridos o gruñidos, el significado es distinto. Lo que el perro nos está diciendo es que va a entrar en pelea o que está dispuesto a comenzar una.

Expresiones faciales

La comunicación no verbal en el perro también se centra en su cabeza y partes concretas como las orejas. Cuando las tiene tiesas, es su manera de expresar que está en alerta y pendiente de todo lo que sucede a su alrededor. Si las mantiene bajas es porque está asustado o se está sometiendo si, por ejemplo, se le ha reñido.

Los ojos son otro punto clave. Si su mirada es muy fija significa desafío, mientras que si el perro la desvía es porque está en una situación que le resulta cómoda o bien porque acepta la sumisión.

Y, ¿qué sucede con su boca? Cuando la tiene cerrada, puede haber peligro porque es justo lo que hacen antes de morder o de comenzar una pelea. Así que cuidado.

Artículos relacionados:

¿Los perros entienden lo que decimos?

Así es el lenguaje de los perros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *