Las causas por las que el perro se come las heces

perros-heces
De vez en cuando, en los perros se observan algunas conductas que llaman la atención y que es habitual que preocupen a los dueños. Y una de ellas es que el can se coma las heces. No es una acción demasiado habitual, pero tampoco es tan inusual y extraña como parece. Además, es una conducta ante la que sí hay que prestar atención porque no sucede porque sí.

Las causas

Lo primero que hay que dejar claro es que es una conducta que tiene explicación y que, por supuesto, se puede corregir. Las causas de por qué se comen las heces hay que buscarla en el hecho de que, aunque son sobras del organismo del can, también tienen algunos restos de alimentos, que pueden aportar nutrientes de nuevo al perro.

Esta conducta –que no es exclusiva de los perros, sino que también se produce en otros animales como los roedores u ovejas-, se conoce como coprofagia y es más habitual que suceda en aquellas casas en las que hay más de un can.

Pero, ¿por qué se produce? Puede haber diferentes causas. La primera de ellas es la que se conoce como coprofagia materna, que se registra en los perritos que acaban de nacer. Estos canes tienden a imitar la conducta de la madre, que limpia el área por el que pasan los cachorritos para protegerlos de la suciedad.

perros-heces
Aparte de estas razones de protección y de imitación, también hay otras causas. La principal es la llamada de atención del perro. Y esto puede deberse a que pasa mucho tiempo solo y demandan más atenciones. Igualmente, es posible que actúe así por celos, curiosidad al tender a olisquear todo, o por un déficit nutricional.

Consecuencias

En general, si comen las heces de manera puntual, no suele haber problemas. Lo más frecuente es que tengan los síntomas de gastroenteritis o dificultades para hacer la digestión.

Qué hacer

Si se detecta esta conducta en el perro, lo más importante es analizar los diferentes motivos por los que lo hace para tomar las medidas necesarias como dedicarle más tiempo, jugar con ellos, pasear, acariciarles… También es conveniente revisar su dieta para comprobar los nutrientes.

Artículos relacionados:

¿Es bueno que mi perro coma hierba?

Las intoxicaciones por productos químicos más frecuentes en los perros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *