Narwhal, el perro que es un auténtico unicornio

unicornio
No solo a través de fotografías en las redes sociales llegan casos curiosos de historias de mascotas. También en los vídeos aparecen imágenes sorprendentes y muy entrañables. Es lo que ha sucedido con Narwhal. Un perrito que ha conquistado a todos por su aspecto físico y, concreto, de su carita. Y es que, aunque es un perro, bien podría pasar por un unicornio.

La historia

Narwhal es un cachorro de perro que ha sido rescatado por la protectora Mac’s Mission de Estados Unidos que, además, es la responsable del vídeo con el que este perrito se ha hecho famoso.

En las imágenes se pueden ver las principales características de este perro. Su principal rasgo es la aparición en su rostro de una pequeña deformación que, lejos de causarle problemas, le ha convertido en un perrito entrañable.

Esta pequeña deformación no es otra más que un rabito que le ha salido en la frente, asemejándose así a un unicornio. De momento, esta colita no le causa ningún dolor a Narwhal.

unicornio
Lo más curioso es que esta colita, que le sale de entre los ojos, no está conectada a nada. Pero es un rasgo que le ha hecho famoso, aparte de despertar mucha ternura entre los internautas porque, además, su cara es muy dulce y tiene unos ojos muy tiernos.

Narwhal ha despertado el interés de muchas personas en adoptarlo tras saber que había sido rescatado y que estaba en manos de una protectora. Pero, de momento, no está en adopción y habrá que conformarse con verlo a través de los vídeos y fotos que se vayan publicando.

Su nombre

Precisamente, por esta característica de este rabito en la frente como si fuera un unicornio, el cachorro ha sido llamado Narwhal. Un nombre que hace alusión al narval, que es una criatura marina que habita en las aguas frías del Polo Sur y que se caracteriza por tener un gran colmillo puntiagudo que recuerda a un cuerno.

Artículos relacionados:

PomPom, el perro con el look más tierno y amoroso

Paningning, el perro que conquista por su peculiar forma de dormir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *