Viajar con gatos


Viajar con animales no siempre es sencillo y, en el caso de los gatos puede resultar aún más complicado, debido a que a los gatos no les gustan los viajes, ya se trate de desplazamientos cortos o de largos viajes en avión o en coche. Sin embargo, si tenemos paciencia y vamos acostumbrando gradualmente al animal a que viaje con nosotros, con el tiempo no representará ningún problema.

Antes del viaje, sobre todo si va a ser un viaje largo, es aconsejable acostumbrar al animal al automóvil. Para ello, lo subiremos en el coche y daremos una vuelta a la manzana o similar. Poco a poco iremos incrementando el trayecto hasta que el animal se acostumbre al vehículo.
SEGUIR LEYENDO «Viajar con gatos»

Viajar con conejos


No siempre que nos vamos de vacaciones podemos dejar a nuestra mascota al cuidado de alguien, o puede que simplemente no nos apetezca separarnos de ella. Llevarnos de viaje a nuestro conejo no tiene mucha dificultad, pero sí podemos hacer que el viaje sea más placentero para nuestro amigo.

Si viajas en coche:

– Llévalo en un transportín o, si tienes suficiente especio no dudes llevarlo en su propia jaula. De ese modo el conejo se sentirá más tranquilo ya que el desplazamiento se realiza en un entorno que le resulta familiar.

– Sujeta bien la jaula o el transportín en el asiento posterior, de forma que no haya peligro de que se mueva o ruede.

Evita que le dé el sol de forma directa. Si no tienes modo de hacerlo, lo mejor es cubrir la jaula con una tela liviana de forma que no le dé mucho calor y tenga suficiente aire. Tampoco es conveniente que le den directamente las corrientes de aire, por lo que a la hora de fijar la jaula deberás tener en cuenta el aire que entrará por las ventanillas.

– Llena el bebedero sólo hasta la mitad, de ese modo evitarás que el agua se derrame por la jaula.

Si viajas en tren:

– Llévalo en el transportín, de ese modo normalmente no te pondrán pegas.

– Procura que no le dé el aire acondicionado de forma directa.

– Ponle agua y algo de comida para el trayecto, aunque es difícil que se alimente durante el desplazamiento.

Si viajas en avión:

– Busca una compañía que te permita llevar a tu mascota contigo en la cabina, ya que no es recomendable que viaje en la bodega.

Viajar en avión con gatos


Si estás pensando en realizar un viaje con tu gato en una avión, a continuación tienes unos cantos consejos que os ayudarán a disfrutar un poco más del viaje:

– Antes de nada, asegúrate de que la compañía aérea permite a las mascotas viajar. Nuevas medidas de seguridad han llevado a algunas aerolíneas a suspender los vuelos que transportar animales.

– Selecciona vuelos sin escalas o directos para así evitar cambios que pueden afectar a tu gato.

– Pregunta dónde colocarán a tu gato y si el lugar está climatizado. La temperatura puede estropear el viaje del animal.
SEGUIR LEYENDO «Viajar en avión con gatos»

Documentación necesaria para viajar con mascotas


Si has decidido salir de viaje al extranjero con tu mascota, debes saber que, al igual que tú, necesita tener la documentación en regla. En tu caso, necesitarás el pasaporte o el DNI. En el caso de tu animal será necesario que tenga en regla los siguientes documentos:

El pasaporte europeo: este documento nos permite viajar con nuestro perro, gato o hurón a cualquier país de la Unión Europea y estará expedido tanto en inglés como en la lengua del Estado miembro en el que se haya emitido. En él se recogerán tus datos como propietario, una foto del animal, sus datos identificativos como el número del microchip, su nombre, raza, especie y tipo de manto entre otros y una reseña sanitaria en la que se recogerán todas las vacunas que le has puesto a tu mascota.

El pasaporte nos los expedirá nuestro veterinario, y deberemos informarle de cuál es nuestro destino de vacaciones, ya que hay países que exigen unos requisitos adicionales para permitir la entrada de animales dentro de su territorio, como sucede en el Reino Unido o en Suecia. Lo mejor en este caso es consultar en la embajada del país al que nos vayamos a desplazar.

– Un certificado válido donde se recoja que el animal ha sido vacunado de la rabia al menos 21 días antes de la salida.

– Un certificado sanitario firmado por el veterinario donde se acredite el buen estado de salud del animal.

Recuerda que tu mascota debe tener al menos diez semanas de vida cuando salgas de viaje e incluso en algunos países es necesario que haya cumplido los dos meses para poder viajar. No olvides llevar todo lo necesario para que el viaje de tu mascota sea lo más cómodo y tranquilo posible.

Viajar con tortugas


Si nos vamos a ir de viaje por unos cuantos días, lo mejor es que dejemos a nuestras tortugas al cuidado de alguien, ya que el cambio de rutina que supone el viaje crea un alto nivel de estrés a estos animales, que puede tener repercusión sobre su salud.

Si no tenemos a nadie con quien dejarlas y nos las llevamos con nosotros, es importante que tengamos en cuenta una serie de puntos antes de comenzar el viaje.

– Si vamos a viajar en coche, deberemos buscar un lugar donde no les dé el sol, ya que, como a todos los reptiles, el calor les estimula y las empujará a moverse de un lado para otro del auto, lo que puede representar un problema para nuestra seguridad, sobre todo si tenemos más de una tortuga. Lo mejor es colocarla en un recipiente y cubrirla con algo que la tape y que no permita que entre la luz. De ese modo estará mucho más tranquila y sufrirá mucho menos estrés.

– Si podemos elegir el horario del viaje, lo mejor es salir temprano por la mañana, cuando aún están durmiendo o prácticamente se acaban de despertar, momento en el que su metabolismo es muy lento.

– Tendremos que tener cuidado, sobre todo si viajamos en coche, con el climatizador, ya que debido al estrés del viaje un cambio de temperatura puede hacer que se resfríe.

– Si vamos a viajar en avión, deberemos tener en cuenta que una vez en el vuelo la atmósfera se vuelve muy reseca, por lo que lo mejor es transportar nuestras tortugas en una pequeña pecera a la que hayamos añadido unos cinco centímetros de agua para evitar que se deshidraten.

Básicos para un viaje tranquilo


Nadie quiere que su mascota tenga ningún problema durante sus viajes. Para ello, es necesario que revises algunos básicos que os evitarán problemas a los dos:

– Alimentos
Lleva su comida de siempre en cantidad suficiente. Asegúrate de que siempre como su comida ya que cambios en su alimentación pueden conseguir que el animal sufra de malestar estomacal. Guarda su comida en recipientes impermeables y herméticos.

– Agua
A veces, es difícil encontrar agua potable y más cuando se realizan viajes de larga distancia. Asegúrate de llevar, al menos, una botella grande para poder dar de beber a tu animal. Guárdala en un sitio donde no le dé el sol y lleva un recipiente donde ponérsela de manera que no se desperdicie en exceso.

– Enseres
Mete en vuestro equipaje cuencos, tazas para medir, abrelatas, cucharas… nunca se sabe que se va a necesitar para poder alimentar a nuestras mascotas.

– Cajones de viaje
Lo mejor es que lleves a tu mascota en el interior de un buen cajón de viaje. Este cajón debe ser lo suficientemente grande como para que nuestro amigo se pueda poner de pie o se tumbe cuando quiera. Si finalmente, decides llevarle sin cajón recuerda que debes comprarle una correa-cinturón de seguridad que tanto se venden ahora en las tiendas de mascotas. Estas correas especiales os pueden salvar la vida a los dos encaso de accidente.

– Correa
Cada vez que salgáis a descansar, deberéis hacerlo con la correa. No pienses que por que no haya nadie donde has parado, no hay ningún peligro. Daros un paseo con la correa.

Viaja con tus mascotas

Descubre el procedimiento que debes de tener en cuenta cuando planificas un viaje con tu mascota.


Procura que se marche con una buena higiene y un arreglo estético (bañar, cepillar el pelaje, y cortar las uñas) antes del viaje.


No olvides poner en la maleta alimento favorito, su juguete, y los utensilios para su comida y aseo, todo esto hará que tu mascota viaje más cómodamente y se sienta en todo momento como en casa.


Unos días antes del viaje, es recomendable que tu mascota sea revisada por un veterinario para asegurarte que todas las vacunas requeridas estén puestas y para recibir un certificado de salud, en algunos aeropuertos te lo pueden pedir.


En el caso de cruzar fronteras internacionales, es fundamental que lleves el certificado de vacunación y el de salud.


Es buena idea llevar contigo una fotografía de tu mascota. Si la pierdes, una foto hará más fácil la identificación del animal en cualquier lugar.


Si tu mascota no está acostumbrada a viajar en coche, antes de iniciar el viaje debes llevarla a realizar paseos cortos en coche para habituarla, de lo contrario se puede marear.


Si se trata de un gato, recomendamos que viaje en una jaula de transporte, para prevenir que se esconda o se escabulla entre tus pies mientras estás conduciendo.


Procura que tu mascota no viaje con la cabeza fuera de las ventanas del automóvil. Las partículas de suciedad del aire pueden penetrar en los ojos, orejas, y nariz, causando lesiones o infecciones en el animal.


No te olvides de llevar un botiquín para primeros auxilios especifico para mascotas, que incluya diversos tipos de vendas, crema antiséptica, y un producto antidiarreico.

Consejos:
– Si viajas en avión no alimentes a tu mascota durante las 12 horas previas a la salida del vuelo.
– No dejes dentro de la caja de traslado, objetos que puedan ser mordidos o tragados.
– En el caso de los perros, es aconsejable que sigas una rutina durante algunas semanas previas al viaje para acostumbrarlos a estar dentro de la caja de traslado.
– Recuerda que las compañías aéreas tienen restricciones en cuanto al tipo y tamaño de las cajas transportadoras y pesos máximos. Consulta antes de comprar tu billete.

En la carretera con tu mascota


Viajar en coche es, a menudo, el modo de transporte elegido por los dueños de mascotas. Muchas mascotas disfrutan con estos desplazamientos. Un viaje en coche puede ser muy divertido, ya que es algo diferente para los animales y les permite disfrutar de paisajes que no suelen ver. Asegúrate de que tu mascota es apta para viajar. Los animales mayores, en particular, o aquellos que tienen condiciones médicas especiales, deben ser examinados por un veterinario antes de viajar.

Si tu mascota no puede viajar, o no disfruta de los viajes, busca a una persona o algún centro en el que se puedan ocupar de él durante tu ausencia. Al igual que si viajaras tu sólo, deberás parar para descansar y así podréis estirar las “patas”. Si la mascota es un perro y el viaje es bastante largo, intenta que haga sus necesidades para que aguante sin problemas hasta la próxima parada. Antes de salir del coche, asegúrate de ponerle la correa para que no salga corriendo en cuanto abras la puerta.


Mantén a tu mascota en el asiento trasero. Es más seguro para ti y para él, y te ayudará a evitar distracciones tontas. También será más fácil para ti realizar maniobras de emergencia en caso de que fuera necesario. Si la parte de atrás del coche es abierta no permitas que tu mascota viaje en esa zona. Cualquier giro brusco o demasiado rápido, puede hacer que el animal salga disparado.

Realiza una visita a tu tienda de mascotas habitual y pide que te enseñen los nuevos “cinturones de seguridad” que han salido para animales. No permitas que el animal saque la cabeza por la ventanilla; algunos animales han resultado heridos al saltar piedras.

Urgencias médicas de vacaciones


Las mascotas pueden sufrir emergencias médicas no sólo cuando están en casa. Si este verano has decidido llevarte a tu mascota de viaje, lo mejor es que estés preparado para todo aquel problema médico que pueda surgir. Si vais a hacer un viaje largo, incluye en tu botiquín algunos medicamentos para tu mascota. Primero habla con el veterinario para saber el tipo y las cantidades necesarias que deberá tomar tu animal en caso de urgencia.

Uno de los medicamentos más normales que se suelen llevar es un antidiarréico. El animal puede ingerir cualquier alimento al que no esté acostumbrado que pueda producirle una dolorosa diarrea. Asegúrate de tener a mano los números de teléfono de tu veterinario, y un servicio de urgencias en la zona a la que vayas de vacaciones. Puedes obtener una lista de clínicas veterinarias e incluso de servicio de ambulancias por Internet.

Recuerda que debes llevar la cartilla de vacunación del animal. Esta debe estar al día con la firma del veterinario y los sellos de cada una de las vacunaciones. Si has cambiado de domicilio o de número de teléfono, recuerda que debes notificarlo para que lo cambien en los datos del chip del animal. Revisa que todos los datos estén correctos antes de salir de viaje.

Realiza un chequeo a tu mascota antes de salir y cuando ya estés en tu destino, vigílale y realízale tú los pequeños chequeos: humedad del morro, caída del pelo, color del globo ocular. Ante cualquier duda o sospecha no dudes en llamar a tu veterinario.