¿Cuánto tiempo viven los conejos?

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter6Share on Google+0

Conejo-esperanza-de-vida0
¿Tienes pensado adoptar o comprar un conejo? ¿Ya tienes a uno de estos fantásticos animalitos en casa? Pues entonces seguro que deseas descubrir todo lo posible sobre este tipo de mascotas. Si es así, debes saber que en Animal Mascota hemos hablado largo y tendido sobre estos pequeños mamíferos.

Aunque hemos tratado aspectos como la alimentación, los sentidos o las enfermedades, todavía no te hemos hablado sobre su esperanza de vida. Por eso, hoy queremos contarte cuánto tiempo viven los conejos. ¿Te gustaría acompañarnos?

Diferencia entre conejos salvajes y domésticos

Lo primero que debes tener en cuenta es que los conejos domésticos no tienen la misma esperanza de vida que los silvestres, que no tienen acceso a los cuidados de los humanos. Así, mientras que los que viven en la naturaleza viven alrededor de 4 años, los que son animales de compañía pueden alcanzar hasta los 10 años de vida. Eso sí, lo normal es que duren entre 6 y 8 años.

Conejo-esperanza-de-vida2

Dependiendo de la raza

Por supuesto, la esperanza de vida de los conejos también depende de su raza. Así, los más longevos son los enanos, americanos y rex, mientras que los que tienen una vida más corta son los polacos, neozelandeses y europeos.

Cuidados para que viva el máximo tiempo posible

Si quieres que tu mascota llegue a los 8 años o, incluso, los supere (el conejo más longevo del que se tiene constancia alcanzó los 19 años), deberás proporcionarle los cuidados que necesita. Así, por ejemplo, deberás hacer todo lo posible para que vivan en un entorno limpio, es decir, limpiar su jaula con regularidad. Por otro lado, tendrás que ofrecerle una buena alimentación y ponerle las vacunas necesarias.

Por supuesto, para que tu conejo esté más saludable, es imprescindible que se sienta feliz, por lo que tendrás que proporcionarle los juguetes que más le gusten.

Artículo recomendado: Trucos para que conejos y otros roedores no muerdan los cables

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *