Cómo celebrar Halloween en casa con tu mascota

halloween-mascotas
Dentro de pocos días llega una de las fecha más señaladas para los amantes y aficionados al terror. Sí, es Halloween. Una celebración que cada vez está más arraigada en España y para la que se organizan diferentes eventos y también fiestas en casa, aunque no se sea muy amigo de lo fantasmagórico. Cuando se celebran en el hogar, hay que tener cuidado si se tiene una mascota. Como sucede con otras festividades como Navidad, Fin de Año o Año Nuevo, entre otras, conviene tomar una serie de precauciones para que la mascota no resulte lastimada y también viva su Halloween particular.

Precauciones generales

A la hora de organizar la fiesta de Halloween, se deben tomar una serie de precauciones que son comunes a todas las celebraciones en casa. Y es que, si va a haber mucho ruido, hay que buscarle a la mascota un lugar en el que pueda estar tranquila y sin sobresaltos.

Igualmente, se debe tener cuidado con la decoración que se pone y con la comida que se sirve, que es conveniente que no esté accesible para las mascotas porque puede hacerles daño o producirse algún tipo de accidente o incidente.

Consejos específicos para Halloween

Aparte de estos consejos generales, la celebración de Halloween tiene una serie de particularidades que conviene conocer para tomar las decisiones correctas. Y lo primero que hay que decidir es si disfrazar o no a la mascota.

halloween-mascotas
En realidad, se puede hacer lo que se quiera, pero hay que tener cuidado en elegir un disfraz con el que esté cómoda y que no esté fabricado con componentes que sean tóxicos o bien con piezas demasiado pequeñas que puedan arrancarlas y tragarlas.

La decoración también es necesario pensarla bien, sobre todo, las velas que se tienden a poner para crear ese ambiente de misterio y que pueden ser realmente peligrosas porque no solo la mascota puede quemarse, sino que se podría producir un incendio fácilmente ante cualquier descuido. Es mejor no utilizarlas ni sustituirlas por luces o bombillas porque el animal se las podría comer, entre otros incidentes. Si se emplean, nunca deben estar cerca de las mascotas ni poder acceder a ellas fácilmente.

¿Y qué sería de un Halloween sin los dulces y los caramelos? Aquí también hay que tener mucho cuidado porque los animales no pueden comer estos productos. Tanto el chocolate como un exceso de azúcar o componentes como el xilitol (se emplea como sustituto del azúcar) son dañinos para las mascotas. Pero también hay que tener cuidado con sus envoltorios porque esos papelillos de colores pueden atraer su atención y acabar en su estómago, lo que no sería nada bueno.

Artículos relacionados:

Fiestas en casas con mascotas

Petardos: consejos para que no le afecten a tu mascota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *