¿Sabes cómo hay que acariciar a un perro?

contacto-perros
A los perros les gustan las caricias y estar en contacto con los seres humanos. Muchas veces las personas, ven un perro y hacen el gesto instintivo de acariciarlos. Sin embargo, no es algo que deba hacerse a la ligera. Y no es que el perro rechace ese contacto físico. La aproximación de una persona al can debe hacerse teniendo en cuenta una serie de aspectos para que no haya problemas y se establezca una buena relación con el animal de compañía.

Aproximación

La manera de acercarse al perro es fundamental tanto si es nuestra mascota y lleva pocos días en el hogar como si es un can de amigos, vecinos, está en un parque con otras mascotas…

Es importante aproximarse al perro sin asustarle y acariciarle sin que sienta miedo o inquietud. Así es clave que la persona controle el lenguaje corporal para evitar gestos que puedan ser interpretados por la mascota como agresivos o amenazantes.

Cogerle por sorpresa es un acto que le asustará, mientras que creerá que se le quiere pegar si se toca de forma repentina su cabeza. Son algunos gestos comunes que una persona hace sin pensar habitualmente, pero que tienen consecuencias en el perro.

contacto-perros
Y, ¿entonces cómo hay que hacerlo? Lo mejor es acercar la mano primero al hocico para que el perro pueda aproximarlo y olfatear la mano. Así, el can ya está cerca y notará que no hay temor.

Recuperar el contacto

A veces, se producen situaciones en las que hay que reñir al perro. Son casos en los que, para volverse a acercar a la mascota, es conveniente extremar las precauciones porque, tras la riña, es habitual que el can se muestre más tímido y distante y tenga miedo.

En estos casos, lo mejor que se puede hacer para recuperar el contacto es que la persona se agache para ponerse a nivel del perro y esperar a que él mismo se acerque. Si no se aproxima o bien se nota que tiene dudas, el siguiente paso es extenderle la mano suavemente para llamarlo con tranquilidad.

No hay que olvidarse de evitar en estas situaciones el contacto visual directo porque lo puede interpretar como una amenaza y, por lo tanto, no se conseguirá avanzar en la relación ni se logrará acariciarle y darle mimos y muestras de afecto.

Artículos relacionados:

¿Qué es lo que más le gusta a mi perro?

Razas de perro con buen humor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *