Las razas de perro con más tendencia a engordar

perros-gordos
Los perros, como las personas, también tienen tendencia a engordar. En algunos casos, ganan peso por su glotonería y porque les gusta comer mucho pero, en otras ocasiones, su gordura nada tiene que ver con lo que comen porque hay causas genéticas o de su propia raza que hacen que determinados canes sean muy propensos a engordar y que tengan un aspecto más “redondo” que otros perritos. Aquí te contamos las principales razas y el motivo de esa propensión a engordar.

Malos hábitos

Dentro de las razas propensas a engordar encontramos tres que están relacionadas con su afición a comer o bien porque no siguen unos hábitos saludables. En este grupo, cabe hablar del Basset hound. Los perros de esta raza suelen ser obesos porque tienen obsesión por la comida, pero también tienden a hacer menos ejercicio cuando están en las ciudades. No hay que olvidar que son perros de trabajo en el campo.

Y, ¿qué sucede con el Beagle? La clave está en sus hábitos sedentarios que adquiere cuando viven en la ciudad porque, en su origen, era un perro de caza. La inactividad hace que, junto con el paso de los años, vaya ganando peso.

Genética

En otros casos, la tendencia a engordar hay que encontrarla en las particularidades de la propia raza o en la genética de perro. Por ejemplo, los perros Labrador son muy glotones por lo que siempre es necesario vigilar lo que comen. Ahora bien, no hay que culparles de esas ganas de comer porque la clave está en que carecen del gen que regula el apetito. Esto hace que nunca estén satisfechos.

perros-gordos
Sin embargo, el problema del Bulldog es que es un perro poco apto para el ejercicio por sus problemas para respirar a lo que se añade el hecho de que les gusta comer. Una situación parecida se produce con los perros Pug o Carlino, que también tienen dificultad para respirar y suelen ser perezosos.

La situación cambia en el Rottweiler, ya que sus kilos de más están relacionados con un problema hormonal por su tiroides, así como en el Schanuzer, que es propenso genéticamente a la obesidad y a tener un exceso de colesterol en sangre.

El Boxer también es habitual que padezca problemas metabólicos como el hipotiroidismo Una patología a la que igualmente es propenso el Cocker.

Artículos relacionados:

Razas de perros pequeños que necesitan mucho ejercicio

Las mejores razas de perro para practicar running

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *