¿Las mantis son venenosas?

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter13Share on Google+0

mantis
Con la llegada del verano aparecen los insectos, que no solo pueden ser molestos, sino que en algunos casos pueden resultar peligrosos. Eso sí, es importante que tengas en cuenta que no todos los bichos son tan peligrosos como parecen. De hecho, la mayoría de ellos no solo no son perjudiciales, sino que son tremendamente beneficiosos para el jardín.

Hoy queremos hablarte sobre uno de los insectos que más miedo provoca. Nos estamos refiriendo a las mantis religiosas, también llamadas santateresa o mantis. Nos referimos a esos animales verdes y alargados conocidos porque las hembras suelen comerse al macho durante el apareamiento. Mucha gente cree que son venenosas pero, ¿es eso verdad? ¡A continuación te lo contamos!

Una especie totalmente inofensiva

Las mantis religiosas han despertado la curiosidad y la admiración del ser humano, pero también han generado desconfianza y miedo en muchas personas. De hecho, en España, la cultura popular ha presentado a este insecto como peligroso y venenoso. Por eso, en algunos lugares recibe nombres como “caballito del diablo” o “muerte”. Sin embargo, se trata de una especie totalmente inofensiva: ni tiene veneno ni pica. Y aunque puede morder, su aparato masticador es demasiado pequeño para perforar la piel.

mantis1

Beneficiosas para el hombre

Las mantis no solo no son peligrosas, sino que son muy beneficiosas para el hombre, ya que devoran una gran cantidad de insectos que pueden resultar molestos e, incluso, perjudiciales para la salud.

Las mantis, animales queridos en otros lugares

Aunque en España no son insectos muy queridos, en otros lugares del mundo las mantis son considerados animales sagrados como, por ejemplo, para la religión islámica. Por otro lado, debes saber que en algunos países de Asia (Japón, China, Laos, Papúa-Nueva Guinea…), estos animales se comen. Al parecer, su sabor es una mezcla entre la seta y la gamba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *