Cuidado: cortarle el pelo al perro puede poner en riesgo su supervivencia

perro-pelo
De vez en cuando se ven perros que tienen una estética bastante particular y que no obedece a los propios rasgos de su raza, sino que han pasado por la peluquería para lucir ese aspecto concreto. Son situaciones con las que hay que tener cuidado porque cortarle el pelo o que lo luzca de una determinada manera, puede poner en riesgo la vida la mascota. No hay que olvidar que todas aquellas que tienen pelo es porque lo necesitan y tiene una función. Un motivo por el que no hay que dejarse llevar por modas o estéticas. Siempre es conveniente consultar con el veterinario o el peluquero canino la idoneidad o no de cortar el pelo al can.

Cortes

Lo primero a tener en cuenta antes de cortar el pelo al perro es si se le va a causar o no un perjuicio si se le altera la forma original. No obstante, cabe aclarar que siempre que sean los arreglos típicos y característicos de su raza no suele haber problema. En este caso, el corte no entrañaría ningún riesgo. Más bien todo lo contrario. Es necesario quitarle pelo en determinadas zonas para que no le moleste.

El problema está en aquellos casos en los que se hacen al perro cortes o estéticas que nada tienen que ver con su origen y raza. Es el caso, por ejemplo, de esquilar a los perros en verano porque se piensa que van a estar más frescos y pasarán menos calor.

Sin embargo, se produce el efecto justo contrario porque se les quita su protección natural, quedando más expuestos al calor y al sol. Este tipo de prácticas o cortes de pelo podrían conllevar también que los canes soporten peor las temperaturas más extremas del verano. Además, pasarían a tener un mayor riesgo de padecer cáncer de piel o melanoma por la exposición de su piel desnuda a los rayos solares sin ninguna protección.

perro-pelo

Razas concretas

En el caso de los perros con el pelo tipo rasta no hay que cortárselo porque actúa como una capa protectora frente a la maleza y daños que puedan causarle ramas, zarzas o plantas con espinas. Si no están en zonas de estas características, es posible cortarles algo el pelo, pero sin llegar a rapar.

Otra especie con la que hay que tener cuidado es el caniche, ya que los pompones –también los tienen otras razas-, es para proteger sus zonas más sensibles como las articulaciones o el pecho frente al frío o agua.

Artículos relacionados:

Los perros que sueltan menos pelo

Los perros que sueltan más pelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.