Consejos invernales para hurones

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


– Hoy en día las casas se calientan con diferentes tipos de calefacción, esto puede suponer un peligro para tu pequeño amigo. Estos animales son muy curiosos por lo que quemarse con la calefacción puede estar a la orden del día. Mantenle alejado de los radiadores y de las estufas que tengas. Si se llegará a quemar, mete la zona en agua fría y llévale al veterinario.

– Puede que en tu casa tengas calefactores de aire, pues bien, debes compensar los efectos por deshidratación que puede sufrir tu amigo. Mantén un humidificador por la zona por la que más ande y si ves que tiene el morro seco, puedes ponerle un poco de vaselina.

– Mantenle alejado de las corrientes de frío, así evitarás que se constipe. Si no se tratan bien los resfriados y se complican, tu mascota puede llegar a morir.

– Está bien que les aísles del frío, pero no te preocupes si un día de nieve decide salir a jugar en ella. Déjale unos cuantos minutos y cuando le metas en casa asegúrate de secarle perfectamente.

– Si vives en un clima frío, debes acostumbrar al pequeño al buen y al mal tiempo, es decir, al final del verano, dale paseos para que se acostumbre al aire más frío. Si poco a poco le acostumbras, el animal desarrollará un “abrigo” más gordito que le servirá para aclimatarse mejor a los cambios de tiempo.

– Cuando se vaya a dormir ponle algunas mantas entre las que se pueda acurrucar. Les encanta dormir muy tapados y con bastante calor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *