Cómo bañar a un hurón


Como cualquier mascota, para mantenerse limpio y sano, tu hurón necesita que lo bañes de cuando en cuando. Y, como ocurre con los perros, hay hurones a los que resulta muy fácil bañar porque disfrutan mucho con el agua, otros que se asustan y otros que se ponen nerviosos y estresados.

Para que el baño sea una experiencia gratificante para los dos, es necesario seguir una serie de pautas cuando le bañes:

– En primer lugar, no abuses del baño. Como en todos los animales, su pelo tiene una protección natural que se pierden si se bañan demasiado a menudo, por lo que los expertos indican que no debemos bañarlo más de una vez al mes. Si lo hacemos con más frecuencia, su loor se hará más fuerte.

– El agua debe estar caliente, para que el animal no se enfríe ni se sienta incómodo en el agua. La temperatura corporal de los hurones varía entre los 38,5 y los 39,5ºC y el agua debe ser similar. También es importante que no llenes demasiado la bañera para que el animal pueda apoyar los pies todo el tiempo, aunque no dejes de sujetarlo para evitar que resbales.

– Utiliza un champú y un acondicionador para hurones y ten preparada una toalla para secarle cuando termine el baño. Moja el cuerpo del animal échate un poco de champú en la mano. Frota todo su cuerpo, especialmente la cola, abdomen y zona perianal. Asegúrate de aclararlo bien para eliminar cualquier resto de champú, Aplica el acondicionador y acláralo.

– Lo mejor es dejarle que se seque por sí mismo, lo que seguramente hará corriendo, revolcándose y frotándose contra todo lo que tope. Si queremos utilizar el secador, deberemos asegurarnos de que no le quemamos con el aire, aunque suelen ponerse bastante nerviosos con el sonido.
Finalmente, cepíllalo y el pelaje de tu hurón estará limpio y reluciente.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *