Cómo cuidar los hurones con la ola de calor

hurones-ola-calor
Hoy vamos a seguir hablando de cómo cuidar las mascotas con la ola de calor. En este caso, nos centramos en los hurones, que son animales de compañía más comunes en los hogares españoles de lo que se piensa. Son mascotas que necesitan también cuidados específicos, además de poderles proporcionar otros que son comunes al conjunto de los animales para que hagan frente a la altas temperaturas. Si tienes un hurón, toma buena nota de los consejos que te aportamos.

Los hurones y el calor

Los hurones son animales que no soportan bien el calor. En general, viven mejor siempre con el frío, que les resulta mucho más llevadero.

Aún con todo, tienen su resistencia a las altas temperaturas, aunque corren el riesgo de un golpe de calor cuando superan los 27 grados centígrados.

Con esta temperatura, el hurón es incapaz de regular su propia temperatura a través del sudor, ya que estos animales no tienen glándulas sudoríparas.

hurones-ola-calor
Como suele ser habitual, regulan el calor corporal a través del jadeo, además de por el sudor que eliminan por sus almohadillas en las patas y la acción de lamer su pelo.

De todos modos, antes de llegar a esos 27 grados, es conveniente vigilar al hurón para detectar posibles síntomas del golpe de calor y evitar que le suceda. Aparte, no está de más tomar medidas preventivas para, aunque haya menos grados, aliviarle y que esté más fresquito.

Los cuidados

Uno de los principales consejos para evitar los golpes de calor en los hurones es ponerlos dentro de la casa en un lugar fresco y sombrío, sobre todo, en las horas de máximo calor y de radiación solar.

Si no se tiene una zona en la casa que reúna estas características habrá que utilizar el aire acondicionado o ventiladores para bajar la temperatura.

Pero, cuidado, porque como sucede con el resto de los animales, no puede darles el aire directamente ni tampoco es bueno que estén entre corrientes de aire procedentes de ventanas.

También es importante que dispongan de agua fresca de forma continuada para que puedan beber, pero no debe estar muy fría porque puede hacerles daño.

Además, es fundamental limpiar el bebedero de agua con más frecuencia para que esté bien limpio y no proliferen bacterias o microorganismos con las altas temperaturas.

Artículos relacionados:

Consejos para cuidar al perro durante la ola de calor

Ola de calor: consejos para cuidar hámsters y roedores en casa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *