Cinco cosas cotidianas que a los perros les da miedo (y a lo mejor no lo sabes)

perros-miedo
El otro día hablábamos de las cosas que dan miedo a los gatos. Y hoy nos vamos a centrar en los perros porque los canes también son miedosos. De hecho, hay cosas, gestos y actividades del día a día que, en general, les suele producir temor. Es importante conocerlo para hacerle la vida más agradable y confortable a nuestra mascota.

Movilidad

Algo tan sencillo como subir o bajar unas escaleras o coger un ascensor generan miedo en el perro. Por ejemplo, los cachorros son especialmente temerosos de las escaleras porque las perciben con una dimensión mayor y creen que pueden caerse. Una sensación que, sobre todo, sienten si no hay barandillas o protección.

Pero algo parecido sucede con las escaleras mecánicas porque sienten miedo porque están en movimiento sin que ellos estén caminando o corriendo. De este modo, educarlos es importante, al igual que sucede con los ascensores porque piensan que puede sucederles algo malo.

Estos elementos de movilidad no son los únicos que les afectan. El coche también les genera cierto temor por el tamaño del espacio en el que tengan que desplazarse o bien por el ruido e, incluso, la velocidad a la que se circule.

perros-miedo

Objetos

Además de los elementos anteriormente mencionados, hay una serie de objetos que les producen miedo. Son todos aquellos que son brillantes porque desconocen lo que puede ser, así como todos aquellos artículos que no conozcan y que no identifiquen ni siquiera por un olor familiar.

De este grupo, también forman parte todos los objetos que se mueven porque son desconocidos y creen que puede tener vida. Esto hace que a su vez sientan indefensión e inseguridad.

Y, finalmente, ¿en qué hogar no hay una aspiradora o secador? Estos artículos igualmente les dan miedo por el ruido, que les genera una sensación de que van a ser atacados.

Artículos relacionados:

Consejos para que el perro supere su miedo a otros perros

Consejos para ayudar al perro a superar el miedo a las personas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *