Ailurofobia: ¿has oído hablar del miedo irracional a los gatos?

gatos-miedo
Aunque siempre se habla del miedo a los perros, lo cierto es que también las personas pueden sentir cierto pavor o temor hacia otros animales comunes como los gatos. Es lo que se conoce como ailurofobia. Un concepto que se emplea para aludir a la fobia o miedo desproporcionado de tipo irracional y que está fuera del control de la persona, generando un cierto malestar o sufrimiento. En el caso de los gatos, suele aparecer porque se ha vivido con anterioridad una experiencia traumática con un minino o bien porque se genera una crisis de pánico ante una situación que se convertirá en temida. También puede producirse porque personas del entorno han transmitido este temor o malas experiencias. Pero, ¿cómo se sabe si se tiene esta fobia? ¿Es posible tratarla o controlar este tipo de situaciones?

Señales

La ailurofobia puede manifestarse de varias maneras. Una de ellas es a través de pensamientos y emociones en las que destacan expectativas negativas o catastróficas como pensar que el gato se va a abalanzar sobre mí, me va a arañar o me va a morder…

Otras señales claras de esta fobia están relacionadas con cambios en el cuerpo como los reacciones fisiológicas como la taquicardia, temblor, dificultades al respirar o sudoración, entre otras. Igualmente, es posible que la persona tenga una conducta de huida, que le lleva a evitar la situación temida o a buscar seguridad.

Qué puede hacerse

Cuando se tiene ailurofobia, es conveniente que la persona acuda a un psicólogo especializado en tratar este tipo de fobias porque es difícil, aunque no imposible, que el afectado pueda superarla por sí mismo.

gatos-miedo
La manera de trabajar es a través de entrevistas y cuestionarios para evaluar en primer lugar el nivel de intensidad de la fobia, lo que se siente y en qué situaciones se experimenta.

En general, el tratamiento suele incluir un componente educativo, así como un entrenamiento en relajación y distracción y en técnicas de control de los pensamientos. Igualmente, se trabajan técnicas de control de las conductas de evitación. Aparte, se hace un seguimiento para prevenir posibles recaídas.

Artículos relacionados:

Consejos para superar el miedo anormal a los perros (cinofobia)

Miedo a los perros: ¿qué hacer?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Cros Digital SL.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.