El lenguaje de los caballos


Los caballos son animales muy sensibles que viven en manadas, lo que los ha hecho desarrollar un sistema de comunicación que integra sus gestos faciales, la postura de su cuerpo y movimiento de la cola y los sonidos que emite.

Cuando queremos entender a un cabello, deberemos fijarnos en la totalidad de su cuerpo, ya que hay expresiones corporales, como por ejemplo las orejas hacia atrás, que pueden significar varias cosas, por lo que deberemos buscar señales que nos digan exactamente cómo se siente el animal. Aquí tienes algunas pistas:

– Si tiene los ojos muy abiertos y se le ve claramente el blanco de los ojos, el cabello está enfadado o nervioso.

– Si tiene los ojos medio cerrados, está tranquilo y relajado.

– Si tiene las orejas hacia delante, significa que está atento y mirando curiosamente algo.
SEGUIR LEYENDO “El lenguaje de los caballos”

El lenguaje del conejo


Los conejos, a diferencia de otras mascotas como los perros o los gatos, no pueden comunicarse mediante sonidos para hacernos saber sus estados de ánimo. Ello hace que, para relacionarse con nosotros utilicen un lenguaje gestual que deberemos acostumbrarnos a interpretar para conocer su significado y, de ese modo, saber lo que nos quiere decir.

Chasquear los dientes: Si los chasquea de forma rápida y suave, moralmente es cuando lo estamos acariciando o acunando. Es un sonido que indica que está contento y tranquilo, que podría equipararse al maullido en los gatos.
SEGUIR LEYENDO “El lenguaje del conejo”