Trastornos del sueño en perros

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter17Share on Google+0

trastornos
Como te hemos comentado en numerosas ocasiones, los perros y los humanos tenemos más cosas en común de lo que parece. Por ejemplo, podemos sufrir trastornos del sueño similares.

Dormir de forma adecuada es imprescindible para que el perro mantenga su salud física y psíquica, como así ocurre con todos los mamíferos. Y no solo nos referimos al aspecto cuantitativo, sino también al cualitativo. Sin embargo, hay algunos desórdenes del sueño que pueden afectar el descanso del animal. Se trata de trastornos que hay que tener muy en cuenta, ya que podrían indicar enfermedades graves. Te hablamos de los más comunes a continuación.

Insomnio

En primer lugar, queremos hablar del insomnio, que puede deberse a diferentes patologías. Eso sí, lo normal es que vaya acompañado de reumatismo o de molestias respiratorias. También tenemos que destacar la ansiedad, que provocan despertares bruscos en las fases de sueño rápido. El estrés y la depresión también pueden ser causas del insomnio en canes.

trastornos1

Hipersomnio

Otro trastorno del sueño común es el hipersomnio, frecuente en canes con narcolepsia, enfermedad hereditaria que hace que el animal se quede dormido independientemente de lo que esté realizando. Normalmente se manifiesta tras una excitación intensa.

Sonambulismo

También queremos hablar del sonambulismo, que provoca que el animal ande, corra, salte, ladre e, incluso, llore, cuando está dormido. Es un trastorno más común de lo que parece, pero no tiene efectos negativos graves sobre la mascota.

Ronquidos

Por último, queremos hablar de los ronquidos, que pueden deberse a alergias, sobrepeso, obstrucción de la garganta… Por culpa de estos, el animal puede despertarse cansado. Por otra parte, es importante que tengas en cuenta que los ronquidos pueden deberse a enfermedades graves como tumores, así que lo mejor es que lleves al animal al veterinario si el problema no se soluciona revisando, limpiando y despejando sus fosas nasales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *