Todos los cuidados que necesita un perro anciano

perros-ancianos
Los perros no necesitan siempre las mismas atenciones y cuidados cuando son cachorritos que una vez se han convertido en canes ancianos. Es una etapa final de su vida en la que no hay que olvidarse ni obviar todos los cuidados que necesitan, aparte de proporcionarles los específicos para esta edad.

El perro senior

Es difícil establecer una definición para lo que se considera un perro anciano o senior porque existen algunos factores en la media de vida de los canes como su raza y si es un animal de compañía mestizo, sin pedigrí o de raza pura.

A modo orientativo, podemos decir que la esperanza media de un perro se sitúa entre los 10 y 15 años, aunque los perros mestizos son más longevos, alcanzando en algunos casos los 18 años de edad.

También influye el tamaño del perro. En general, los de raza grande suelen ser ya ancianos con siete años, mientras que los de raza más pequeña alcanzan esta etapa con unos diez años. No obstante, todo depende a su vez de la propia genética del can.

perros-ancianos

Los cuidados

Los cuidados del perro senior tienen que abordarse desde varias perspectivas. Una de ellas es la alimentación, siendo necesario que siga una dieta saludable, completa y equilibrada para ayudarle a mantener su salud y vitalidad.

Siempre hay que estar atentos para detectar sus cambios de hábitos conforme van avanzando en edad para paliar el problema y ayudarle a estar más saludable en la medida de lo posible.

El ejercicio es otra de las líneas en las que hay que trabajar. En general, un perro senior ya no puede realizar los mismos paseos y con la misma intensidad que los hacía antes porque ya puede tener problemas de articulaciones o de corazón, entre otras posibles afecciones.

Es importante adaptar así la distancia e intensidad del paseo a sus condiciones y necesidades del perro, aparte de evitar su exposición a temperaturas que sean muy bajas o muy altas.

Y, finalmente, está la atención a su salud. Es clave fijarse en los cambios que se producen en su comportamiento y que pueden ser señal de algún problema o disfunción cognitiva. Tampoco hay que olvidarse de la salud dental porque acumulan más placa en los dientes, lo que conduce a inflamaciones e infecciones en la boca y a generar dolor y malestar.

Artículos relacionados:

Los cuidados clave para el perro en otoño

Cuidados clave para tener un perro sano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *