Todo lo que tienes que saber del canicross para practicarlo con el perro

canicross
Con la llegada del buen tiempo, apetece hacer más actividades al aire libre con la mascota. La verdad es que muchas son las prácticas deportivas y ejercicios que se pueden realizar con los perros. Y una de ellas es el canicross. Una modalidad que deriva del mushing (trineos tirados por perros) y que es parecida al bikejoring (montar en bicis tiradas por canes), pero que tiene sus particularidades. Y es que hay que practicarlo de forma adecuada y, además, se debe tener en cuenta que no todos los perros pueden realizar este tipo de ejercicio.

Qué es el canicross

Lo primero que hay que saber antes de empezar es en qué consiste el canicross. Bajo este nombre, hay una práctica deportiva que se basa en correr con un perro que va unido a la persona a través de un cinturón, una línea de tiro y un arnés. Es habitual que se haga sobre tierra, aunque también es posible practicarlo sobre nieve.

Esta disciplina cuenta desde hace mucho tiempo con una gran aceptación en Europa, abriéndose paso en España poco a poco desde que comenzase a practicarse hace unos 15 años aproximadamente, habiendo incluso competiciones.

Equipamiento

Para practicar el canicross, es importante que el perro cuente con los elementos precisos. Y es que no vale el arnés de paseo, es importante utilizar uno especial de tiro. Además, la línea de tiro tiene que llevar amortiguación.

canicross
En el caso de la persona que va a correr con el perro, es especialmente importante elegir un cinturón que sea ancho para evitar daños en la espalda que podrían ser producidos por los tirones del perro.

Perros

Como toda práctica deportiva que se hace con perros, hay que tener cuidado y cerciorarse antes de empezar de que la mascota puede hacer esta actividad. Aunque todo depende del estado de cada can, en general, se puede decir que son perros con buen estado de salud y que tienen más de un año de vida. Normalmente, suelen emplearse de tamaño medio-grande y que pesen entre 20 y 35 kilos.

Y, si se tienen en cuenta las razas, las más idóneas son los perros braco, aunque también se puede practicar con el husky siberiano y similares.

Consejos para practicarlo

Aunque se tenga el equipo y perro adecuado, siempre es importante controlar el estado de salud y físico del perro para evitar problemas, practicando con distancias que sean asumibles por el can sin dificultad y siempre comenzando con recorridos cortos.

Esta modalidad, para la que el perro debe ser entrenado, no es bueno que se practique cuando la temperatura es superior a los 20 grados centígrados para evitar problemas en el perro.

Artículos relacionados:

Las claves del bikejoring con perro

Deportes que puedes hacer con tu perro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *