¿Le cambia la nariz a tu gato? Esto es lo que significa

nariz-gatos
En algunas ocasiones es habitual que le cambie la nariz al gato. Observar estos cambios es especialmente importante porque este órgano es fundamental para el minino, ya que es a través del que se orientan. Aparte, los gatos siempre tienen la costumbre de oler la comida antes de comer. Son solo algunos de las explicaciones que justifican la necesidad de controlar los cambios que se producen en este órgano, dado que algunos están relacionados con alguna enfermedad.

Sequedad o moqueo

Una de las principales alternaciones de la nariz en el gato está relacionada con tenerla seca, húmeda o bien estar moqueando. Cada uno de estos síntomas significa algo distinto.

Por ejemplo, si la nariz la tiene muy seca y, además, está caliente, implica que el gato tiene fiebre. Aunque esto no es del todo exacto porque también puede producirse este cuadro de síntomas ante cambios bruscos de temperatura, que se roce con algún objeto o el simple hecho de limpiarse el gato su propia nariz.

No obstante, cuando la sequedad y el calor de la nariz se acompañen de otros síntomas como mucha sed, bajada de peso o apatía, es conveniente ir al veterinario para que haga un examen y determine qué le sucede.

nariz-gatos
En el caso de que la nariz moquee, el significado es distinto. En un principio, se debe al frío o calor extremo, pero también puede ser señal de enfermedad sobre todo cuando el moqueo es continuo y el moco es amarillo, espeso y oscuro.

Color

El color de la nariz del gato varía según su raza. Pero, a veces, se producen cambios de tono. Siempre que sean hacia un color más intenso es buena señal porque es reflejo de una variación de la presión sanguínea.

Heridas

Las heridas que aparecen en la nariz del gato, siempre que estén localizadas en su parte externa, pueden deberse a arañazos, que se pueden curar con un poco de agua oxigenada. Sin embargo, si la nariz está agrietada o tiene heridas grandes es importante acudir al veterinario, sobre todo, si no sabemos cómo se las ha hecho.

Artículos relacionados:

La anatomía de los gatos

El curioso sentido del olfato de los gatos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *