¿Heridas en la mascota? Primeros auxilios para evitar el sangrado

mascotas-heridas
A veces, las mascotas, como sucede con las personas, se hacen heridas por el roce con algunos objetos al caminar o bien porque tienen las uñas muy largas y se arañan. Esto hace que aparezcan las heridas en las que es habitual el sangrado, que es más frecuente cuando se cortan mal las uñas de animales de compañía como perros, gatos, conejos o pájaros, ya que se rompen los vasos sanguíneos. Esto hace que aparezca la hemorragia. Pero, ¿qué se puede hacer? Aquí damos algunos pequeños consejos y también productos que deberías tener en casa para pequeñas emergencias a modo de botiquín para mascotas.

Qué hacer

Siempre que la hemorragia no sea muy grande –en estos casos hay que acudir corriendo al veterinario, al igual que si no se consigue cortar-, se pueden poner en práctica en casa una serie de consejos. Así, ante heridas comunes que sangran, un buen remedio para las mascotas es utilizar una pastilla de jabón, que es importante que sea exclusiva para el animal de compañía, no compartiendo así su uso.

La clave está en mojar la pastilla un poco para que esté más suave y blanda con el fin de aplicarla sobre la zona de la herida, mientras se sujeta la pata de la mascota con firmeza, pero sin una presión excesiva.

Si el sangrado se ha producido al cortar las uñas, un buen truco es coger la pastilla de jabón y girarla mientras se hace un empuje de la uña ligeramente hacia adentro. Así, se cubre la uña con un poco de jabón, ayudando a detener la hemorragia. La uña debe mantenerse en el jabón unos minutos hasta que se vea que se ha detenido la sangre. Luego, el jabón se irá cayendo por sí solo.

mascotas-heridas
Otra de las alternativas es emplear polvo astringente, sobre todo, en aquellos casos de pequeños cortes, ya que es el sistema más fácil y rápido para cortar las hemorragias. No son sus únicos beneficios. Al contener benzocaína, se puede usar con anestésico y ayuda a aliviar el dolor.

Los lápices estípticos son muy fáciles de emplear, puesto que solo hay que humedecer su punta con agua unos pocos segundos. Una vez dado ese paso, tan solo hay que frotarlo en la zona del sangrado.

Artículos relacionados:

Las claves para reconocer las heridas de la piel en el perro

Amohadillas de perro: consejos para cuidar las quemaduras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Cros Digital SL.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.