Esta es la historia de Sniffles, el perro sin nariz

perro-sin-nariz
De vez en cuando se publican historias de mascotas que son un tanto tristes, aunque afortunadamente tienen un final feliz. Es el caso de la última que se ha dado a conocer y que tiene como protagonista a Sniffles, un perro que no tiene nariz y que ha conmovido a todo Estados Unidos. De hecho, le sobran candidatos que quieren adoptarlo para llevarlo a sus casas.

La historia

A pesar de todo el interés que ha despertado en Estados Unidos la historia de Sniffles, lo cierto es que este perro es de Puerto Rico. Y ahí es donde comenzó a gestarse toda la historia porque fue, precisamente, allí donde el perrito perdió su nariz.

Una pérdida que se produjo durante un ataque de perros callejeros cuando Sniffles era también un perro callejero. Sin embargo, la historia ha tenido un final más feliz, puesto que la organización Poodle and Pooch Rescue ha conseguido rescatar a este perrito.

Pero hasta llegar hasta ahí, la vida de Sniffles no fue fácil. Y es que fue adoptado en Estados Unidos donde terminó también en las calles de Florida, donde fue capturado por control animal, pasando posteriormente a esta organización de rescate.

La organización trabaja con él para paliar los continuos malos tratos que ha tenido a lo largo de sus 12 años de vida, lo que le llevó a su vez a que se encontrara en unas pésimas condiciones.

Adopción

Sin embargo, ahora, parece que la suerte de Sniffles podría cambiar, ya que su historia ha sido contada en un canal de televisión de Estados Unidos. Esto ha hecho que se despertase un gran interés por este perro al que le llueven los candidatos para adoptarlo.

De hecho, alrededor de un centenar de personas del país han contactado con esta organización para acogerlo. Y eso que Sniffles tiene algunas deficiencias porque tiende a resoplar por la consecuencia de no tener nariz, aparte de precisar cuidados dentales.

Artículos relacionados:

Bert: la historia del pomenario que pasó del abandono a ser una estrella

La increíble historia de un perro que logró sobrevivir a su muerte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *