La deshidratación en los hurones

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Una particularidad de los hurones es que no poseen glándulas sudoríparas por las que eliminar el calor corporal y así ayudar a regular su temperatura. Por ello, sobre todo en verano o en invierno con la calefacción, pueden deshidratarse con mucha facilidad, hecho que, si no lo detectamos a tiempo, puede ser fatal para nuestra mascota.

También hay ciertas enfermedades como diarreas o vómitos que pueden hacer que se deshidrate. Una forma muy sencilla de saber si tu hurón está deshidratado es tirar un poquito de la piel del cuello. Si en lugar de volver a su sitio se queda un poco levantada, es señas inequívoca de que el hurón está deshidratado.

La primera medida para evitar esto es hacer que el animal tenga a su disposición siempre agua fresca, de forma que pueda beber siempre que lo necesite. El bebedero de tu hurón debe estar siempre limpio, ya que el momento en que detecte un cambio de sabor en el agua, dejará de beber.

Los síntomas que te indican que el hurón está deshidratados son, entre otros, que lo notarás débil y cansado todo el tiempo, dormitando continuamente, comportamiento nada normal en estos animalitos tan activos. También observarás que tiene los ojos entrecerrados y, si tocas sus encías observarás que están secas.

Una vez que sospeches que el hurón está deshidratado, debes actuar rápidamente, ya que no puede vivir mucho tiempo sin agua. Por ello, debes llevarlo rápidamente al veterinario, ya que seguramente deberán ponerle suero intravenoso para que recupere el equilibro hídrico de su cuerpo. Si la deshidratación no es muy severa, será suficiente con añadir un reemplazante de electrolitos a su agua será suficiente.

Para evitar que se deshidrate, además de proporcionarle agua, debes evitar en todo momento dejarle directamente bajo el sol o dejarlo en un coche solo y con altas temperaturas. Si lo sacas a la calle a hacer ejercicio, lo mejor es hacerlo temprano por la mañana o tarde por la noche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *