El estrés de las Navidades para las mascotas


Si tu mascota pudiera hablar… y más ahora que dentro de poco tiempo comienzan las vacaciones de Navidad. Estos días de cambios de rutinas, puede convertirse en una época de verdadero estrés para las mascotas, por lo que deberás estar más atento a todo lo que haga. De acuerdo que ellas no tienen que preocuparse por las compras navideñas o decorar la casa, pero la agenda de todos cambia y esto puede afectarles bastante.

Visitantes en su casa, menos tiempo para estar con ellas, menos paciencia, o incluso viajar durante las vacaciones puede afectar el comportamiento de tus animales. Al igual que las personas, los animales domésticos responden a factores de estrés de manera diferente. Los siguientes cambios de comportamiento pueden indicar que tus mascotas están viéndose afectadas por las vacaciones de navideñas:
SEGUIR LEYENDO «El estrés de las Navidades para las mascotas»

Las vacaciones y los gatos


Aunque parezca mentira, ahora es el momento en el que muchas personas deciden disfrutar de sus vacaciones. Da igual la época que sea cuando tienes mascotas viviendo contigo. Además de planificar tus vacaciones, también deberás planificar las suyas. Cuando se tiene un perro, la decisión parece más fácil: se le lleva a una residencia canina y listo, pero ¿qué sucede cuando tenemos un gato?

Aunque muchas personas creen que los gatos prefieren estar solos, los gatitos también se sienten solos y puede llegar a sufrir algo de ansiedad por este cambio momentáneo. Debes asegurarte de que tu gato este muy bien atendido los días que estés fuera. La seguridad y la comodidad del animal es en lo primero que tendrás que pensar. A continuación tienes un par de consejos que te pueden ayudar:

– Buscar una persona responsable
Un amigo o un familiar que mantenga una buena relación con el gato puede ser la mejor solución. Nunca se sabe lo que puede pasar mientras estás fuera, y debes tener a alguien que te ayude a mantener segura a tu mascota. Esa persona deberá saber donde se encuentra la comida del animal y todas aquellas cosas que necesite: medicación, juguetes. Deberá visitarle al día el mayor número de veces que pueda.

– Hablar con el veterinario
La persona que se vaya a quedar con tu gato debe saber dónde está su cartilla del veterinario y donde se ubica el centro médico donde podrán asistir al gatito en caso de urgencia. Es por eso que el veterinario debe saber que tú estás de vacaciones y que tu cuidador es la persona autorizada para llevar al animal a la consulta.

Elegir una guardería para tu mascota

Cuando decides tomarte unas merecidas vacaciones, es importante que tengas en cuenta dónde vas a dejar tus mascotas. Para no perderte, te damos unos consejos que seguro que te servirán de ayuda para elegir una guardería de confianza para que tus animales te extrañen lo menos posible, aunque con lo mucho que te quieren seguro que te echan mucho de menos.


Elige una guardería que respete unas buenas normas de higiene y que cuente con un control de veterinario especializado. De ese modo te aseguras que el animal no cogerá pulgas y garrapatas. Asegúrate de que tenga las vacunas al día, para evitar posibles contagios.


Recuerda que los animales también se estresan. Los factores que predisponen a una mascota a estresarse son: el calor insoportable, el sacarlo de su casa o dejarlo encerrado en algún lugar. Existen guarderías de calidad en la que ofrecen servicios con sesiones de yoga y spas con hidromasajes incluidos, para que las mascotas también tengan sus particulares vacaciones de placer.


Si tu mascota duerme sobre una manta, cesta o algún lugar especial, procura de llevárselo a la guardería y pide que se respete esa elección para que el animal se pueda sentir más a gusto. Es fundamental que sienta los menos cambios posibles o que tenga cosas que recuerden su vida contigo. Será buena idea llevar también sus juguetes o elementos preferidos para que pueda adaptarse más rápido a su nuevo espacio.


Lo ideal es que las mascotas puedan sentirse libres, si lo están seguro que se adaptan rápido al ambiente. Es aconsejable acercarlos a la guardería en donde se van a quedar durante un tiempo, dos o tres veces antes de la fecha de las vacaciones, para que sientan que es un lugar conocido.

Es muy importante que hables con los responsables para saber cómo lo van a cuidar y la alimentación que va a tener. Asegúrate que no lo vayan a dejar en espacios muy pequeños, ni atados. Tampoco que estén junto a muchos otros animales, que hacen que aumente el riesgo de enfermedades y peleas. Por último, es recomendable llevar a la guardería la misma comida que acostumbra ingerir tu mascota.