Las vacaciones y los gatos


Aunque parezca mentira, ahora es el momento en el que muchas personas deciden disfrutar de sus vacaciones. Da igual la época que sea cuando tienes mascotas viviendo contigo. Además de planificar tus vacaciones, también deberás planificar las suyas. Cuando se tiene un perro, la decisión parece más fácil: se le lleva a una residencia canina y listo, pero ¿qué sucede cuando tenemos un gato?

Aunque muchas personas creen que los gatos prefieren estar solos, los gatitos también se sienten solos y puede llegar a sufrir algo de ansiedad por este cambio momentáneo. Debes asegurarte de que tu gato este muy bien atendido los días que estés fuera. La seguridad y la comodidad del animal es en lo primero que tendrás que pensar. A continuación tienes un par de consejos que te pueden ayudar:

– Buscar una persona responsable
Un amigo o un familiar que mantenga una buena relación con el gato puede ser la mejor solución. Nunca se sabe lo que puede pasar mientras estás fuera, y debes tener a alguien que te ayude a mantener segura a tu mascota. Esa persona deberá saber donde se encuentra la comida del animal y todas aquellas cosas que necesite: medicación, juguetes. Deberá visitarle al día el mayor número de veces que pueda.

– Hablar con el veterinario
La persona que se vaya a quedar con tu gato debe saber dónde está su cartilla del veterinario y donde se ubica el centro médico donde podrán asistir al gatito en caso de urgencia. Es por eso que el veterinario debe saber que tú estás de vacaciones y que tu cuidador es la persona autorizada para llevar al animal a la consulta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *