Consejos para irte con tu perro de vacaciones

perro-de-vacaciones
Qué, ¿con las vacaciones a la vuelta de la esquina? ¡Seguro que no eres el único! En agosto no son pocas las personas que pueden disfrutar de unos cuantos días de descanso para desconectar y recargar pilas, algo que solemos hacer en buena compañía para disfrutarlo todavía más.

Con compañía me refiero a tu familia, pero también a ese amigo tan especial que te acompañaría hasta el fin del mundo: tu perro. ¿Quieres saber qué es lo que no puede faltar para que las vacaciones con él sean perfectas? ¡No te pierdas nada de lo que te contamos a continuación!

Ante todo, seguridad

Si hay algo que debe preocuparte es la seguridad del perro, sobre todo si viajas a un país extranjero. Infórmate sobre dónde están los veterinarios más cercanos por si se produce alguna urgencia.

Busca un alojamiento «dogfriendly»

Otra cuestión muy importante es la que tiene que ver con el alojamiento que hayas reservado para tus vacaciones. ¿Aceptan mascotas? De no ser así, tu perro no tendrá cabida, así que trata de buscar un establecimiento en el que puedas estar con tu perro sin ningún tipo de problema.

perro-hotel

Que no falte su comida

Otro aspecto que no debes descuidar es el de su comida. Trata de llevar comida de casa para los primeros días y busca una tienda en la que puedas comprar productos de tanta calidad como el alimento para perros Happets.

La receta única

¿Qué quiero decir con «la receta única»? Me refiero a la comida a domicilio para perros que puedes pedir. Basta con facilitar datos de raza, edad, género, peso, nivel de actividad y estado de salud para que los veterinarios y los nutricionistas de Happets puedan preparar una receta personalizada para tu perro que se querrá comer por muy lejos que esté de casa.

Coloca un chip por si acaso

Cuando nos vamos de vacaciones debemos colocar un chip al perro para encontrarlo rápidamente si se pierde. Tampoco está de más colgarle una placa en la que aparezca nuestro número de teléfono para que alguien pueda avisarnos. Por otra parte, tampoco olvides llevar la licencia de «razas potencialmente peligrosas» si tu perro está incluido dentro de ese segmento.

perro-ventanilla

Un primer día relajado

Para el primer día no hay nada como descansar y llevar a cabo actividades relajantes. ¿Por qué? Pues porque al perro le costará un poco adaptarse al nuevo espacio y le parecerá raro no volver a casa, así que más vale ponerle las cosas fáciles desde el principio.

Equipaje imprescindible

Todo lo anterior está muy bien, pero… ¿qué pasa con el equipaje? Hay que tener una lista con todo aquello que no se nos puede olvidar, y como podrás imaginar no faltarán elementos como una correa, un arnés, su comida preferida, sus juguetes, golosinas, recipientes para comer y beber… Tampoco olvides su medicación en caso de ser necesaria, ya que es probable que no la encuentres en tu destino. Además, te recomiendo que lleves un botiquín de primeros auxilios para evitar disgustos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *