El lenguaje corporal de los gatos


Es más difícil saber el estado de ánimo de un gato que de un perro. Tal vez esto sea por lo misteriosos que llegan a ser estos animales, pero prestando un poco de atención a sus movimientos y gestos podemos llegar a conocer mejor a estas mascotas.

Como sucede en los perros, una cola bien levantada significa felicidad, pero una cola caída o entre las patas significa tristeza, enfermedad o miedo. Si la cola de tu gato está como “inflada”, cuidado, puede que esté enfadado por algo y está listo para lanzarse y quitar el problema de en medio. Si ves esa cola menearse, nuestra mascota está alerta, así que no le pierdas de vista para ver qué es lo que quiere hacer.


Si tu gato se sienta con los ojos medio cerrados, parpadeando lentamente e incluso ronroneando, eso significa que está muy a gusto. Otro punto del que debes estar pendiente es de la posición de sus bigotes. Si ves que los mueve rápidamente es que está preparado para cazar, seguro que su presa es una mosca o un pequeño bichito que ha detectado. Recuerda que mientras que el bostezo en el mundo humano se puede tomar como un gesto grosero, en el mundo gatuno es considerado como un signo de tranquilidad, así que no te ofendas.


Debes tener presente que hay cosas que no les gustan demasiado, como por ejemplo llevar collar y el agua. Puede que tu gato se siente frente a la ventana y le veas mover el rabo mirando por ella, pero eso no significa que quiera salir, simplemente está entretenido.

4 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *