El husky que adoptó y amamantó a un gatito enfermo

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Historia de Lilo y Rosie
Si eres seguidor de Animal Mascota sabrás que nos encanta hablarte de historias conmovedoras de animales. Y es que, en muchos casos, los animales acaban dándonos importantes lecciones de vida. Es el caso de Lilo, el husky protagonista de esta historia que, sin pensárselo dos veces, adoptó a una gatita enferma y la amamantó, salvándole la vida.

¿Quieres descubrir más detalles sobre esta bonita historia? ¡Pues no te pierdas nada de lo que te contamos a continuación! ¡Te aseguramos que te va a encantar!

A través de las redes sociales

Como suele ser habitual en estos tiempos, la historia que hoy te contamos la hemos conocido gracias a las redes sociales, en concreto a Instagram. Y es que el dueño de Lilo, la husky siberiana protagonista, decidió contar lo que le había pasado a través de su cuenta, mostrando algunas imágenes que demostraban los hechos.

Historia de Lilo y Rosie1

No dudó en adoptar y amantar a Rosie

Así, tal y como cuenta el orgulloso dueño de estos animales, tras ver que con sus intensos cuidados, Rosie, una gata de tan solo tres semanas que se encontraba gravemente enferma, no mejoraba e, incluso, se encontraba al borde de la muerte, decidieron dejar al felino al cuidado de Lilo. Sorprendentemente, la perra no dudó en adoptarla e, incluso, amamantarla.

Un perro con instinto cazador

Afortunadamente, tras una semana de cuidados por parte de Lilo, Rosie abrió los ojos y comenzó a andar sola. Además, ya no parecía floja y aletargada. Suerte que el gatito y su madre adoptiva conectaron desde el primer día. Eso sí, el dueño advierte de que los huskys tienen instinto de cazador, así que no debemos esperar que esto ocurra en todos los casos. Por suerte, en esta ocasión la cosa terminó bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *