Curiosidades de las arañas


Si algo conocemos de las arañas es su capacidad de tejer telarañas, algunas geométricamente casi perfectas, para atrapar a sus presas. A algunas personas les encantan, mientras que otras apenas pueden soportar su visión. Sean como sean nuestros sentientes hacia ellas, estos animales tienen cualidades que resultan realmente curiosas:

Aunque parezca que todas sus telas son iguales, las arañas fabrican siete tipos de telarañas diferentes. Uno para tejer un capullo para sus huevos, otro para envolver a sus presas después de capturarlas y cinco diferentes para construir sus telarañas, sus madrigueras en el suelo o incluso sus refugios submarinos, dependiendo de la especie.

El hilo de la telaraña es realmente sorprendente, ya que llega a ser cinco veces más resistente que un filamento de acero del mismol grosor y se puede estirar hasta el 30 por ciento más de su largo original sin romperse.

Existen especies de arañas que comparten la misma telaraña para vivir y cazar juntas, pueden llegar a formar colonias de más de 100 individuos.

Algunas arañas construyen nidos subterráneos en forma de túnel y con una tapa denominada opérculo, que se puede abrir y cerrar. Cuando un insecto pasa cerca, la araña abre rápidamente el opérculo y se abalanza sobre la presa. Después vuelve a esconderse en el túnel y cierra la entrada.

Las arañas no se quedan pegadas a la tela porque todo su cuerpo está recubierto con una sustancia aceitosa que impide que se queden pegadas en sus propias telas.

Cumplen una importante función evitando que el número de insectos crezca sin medida. Se ha calculado que, en una hectárea de terreno, las arañas pueden cazar más de 47 toneladas de insectos al año.

Si la hembra ha puesto muchos huevos en un mismo capullo, se abren todos a la vez, lo que hace que muchas veces veamos grandes concentraciones de arañitas.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *