Cuidados nocturnos específicos para perros ancianos

perros-ancianos
Las necesidades y cuidados del perro van variando conforme van pasando los años. Son cambios que conviene conocer para que el can pueda descansar correctamente y tener cubiertas sus necesidades específicas por la noche. Y es que los hábitos y la alimentación no son las únicas alteraciones que se producen cuando el can va cumpliendo años y llega a la edad adulta. Y, ¿qué hay que hacer? Aquí te contamos una serie de consejos para que el perro pueda descansar, dormir y pasar buenas noches.

Dormir

Uno de los cambios más importantes que se producen en los perros en la edad adulta son los relacionados con el descanso y el sueño. En estos casos, el can ya no tiene tanta facilidad para dormir plácidamente en cualquier lugar que cuando era cachorro.

Es ya es habitual que tengan problemas en las articulaciones, además de tener zonas especialmente sensibles afectadas por patologías típicas de la edad y que también hayan perdido agilidad.

Es importante buscarles una cama que, realmente, resulte confortable porque ya no será capaz de dormir sobre cualquier superficie. Además, posiblemente, también deje de dormir en la cama contigo porque le costará cada vez más subir a ella.

perros-ancianos
Muchos dueños tienden a ayudarles a subir para que sigan durmiendo con ellos. Sin embargo, hay que tener en cuenta que esto conlleva una serie de problemas para la mascota.

En general, el perro ya no es tan capaz de aguantar el movimiento en la cama cuando la persona se da la vuelta para dormir ni los posibles golpes que se le puedan dar de manera accidental durante el sueño y al dar vueltas.

Ritmo vital

Con la edad, también se producen cambios de ritmos en la vida del perro. Normalmente, cuando son adultos, tienden a dormir más de día y ya no es tan frecuente que duerman por la noche tanto tiempo.

Esto hace que tengan necesidad de moverse por la casa durante las horas nocturnas. Es importante facilitarles este proceso y es, además, un aspecto a valorar en el caso de que se quiera que siga durmiendo sobre la cama.

Y es que el perro, si tiene ganas de moverse o bien de beber agua, entre otras acciones, tendrá problemas para bajar de la cama o bien lo hará con dificultades. Y esto no redunda en su bienestar.

Artículos relacionados:

La importancia de los perros adultos

Los problemas más comunes de los perros mayoresperros-ancianos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *