Criar caracoles en casa


La helicicultura es como se denomina profesionalmente a la crianza de caracoles normalmente con fines comerciales. Los caracoles son animales despreciables para muchas personas por su fisonomía, por arrastrarse por el suelo o simplemente por el moco que desprenden pero lo cierto es que aparecen presentes a lo largo de toda la historia de la humanidad como un producto más de su alimentación, aunque en algunas culturas tiene relación con la religiones, las artes o la medicina.

El caso es que a principios del siglo XX algunos cocineros comenzaron a experimentar con este animal y la demanda de caracoles, así como su valor económico, ha ido creciendo con el paso del tiempo. Tanto ha sido así que muchos se dedican profesionalmente a criar caracoles en casa o en granjas especiales donde poder controlar mejor todas las fases del ciclo del caracol y reproducción.

Actualmente la cría de caracoles terrestres o helicicultura es una actividad zootécnica reconocida internacionalmente pese a la variedad de sistemas de cría existentes. Es debido a que la carne de esta especie es muy apreciada y está considerada como la mejor y la más refinada del mundo. El peso medio de un caracol adulto ronda entre los 20 y 25 gramos, aunque es difícil de encontrar en estado silvestre debido a las capturas excesivas y al uso descontrolado de agroquímicos en los campo.

Caracoles para vender su carne

Si quieres criar caracoles en casa debes tener en cuenta algunas cosas, como por ejemplo: el clima deberá ser moderado (entre los 15°C y los 20°C) pero con una elevada humedad ambiental (que ronde el 80 o 90%). Otra cosa muy importante es que el terreno tiene que ser blando y estar protegido del viento para evitar la deshidratación de los caracoles. También deberás disponer de grandes extensiones de sombra con arbustos u otro tipo de plantas.

Por otro lado, el suelo debe poseer características bioquímicas adecuadas y ser de tipo calcáreo con un pH ligeramente alcalino o neutro. Cuando la granja se ubica en zonas con poca lluvia se debe puede de proceder a regar cada dos o tres días.

Finalmente, para montar la cría de caracoles se necesitan reproductores, pues no todos sirven. Para esto tendrás que ir a comprarlos a un lugar especializado en helicicultura. Si quieres saber más cosas sobre este tema te recomendamos ver el siguiente video donde un especialista te explicará más sobre la complejidad de la cría de caracoles.

1 comentario

  1. Me parece que este contenido no debaría aparecer en esta página debido a que la página se llama animal mascota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *