Todo lo necesario para bañar a tu gato

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Aunque los gatos son uno animales que están muy acostumbrados al aseo diario y le dedican gran parte del día a ello, bañar a tu gato puede resultar una tarea complicada si el animal no se ha acostumbrado al agua desde pequeño. Aún así los baños en estos animales deberían hacerse en aquellos casos en los que sea realmente necesario, si vemos que el animal está realmente sucio por algún motivo o si por ejemplo un tratamiento dermatológico lo requiere.

A la hora de bañar a nuestra mascota es necesario que tengamos en cuenta ciertas precauciones antes de meterles bajo el agua. En primer lugar es necesario que su calendario de vacunaciones esté al día. Es importante también que utilicemos un champú para gatos y no uno cualquiera como el que podemos usar nosotros. Tampoco es recomendable usar suavizantes o acondicionadores.

En la habitación en la que bañemos a nuestro gato la temperatura deberá ser templada y tendremos que evitar las posibles corrientes de aire que podrás perjudicar al animal. Es importantísimo también que el agua esté tibia. No ha de ser ni demasiado caliente ni demasiado fría. Lo mejor es una temperatura media de unos treinta grados. Un consejo para que el animal se acostumbre al ruido del agua es que la dejes correr un poco mientras el animal está cerca. Y evita siempre que esta le de directamente en las orejas o en la cara.

Una vez que el gato esté mojado habrá que llevar a cabo un enjabonamiento exhaustivo, y dejar durante unos cinco minutos aproximadamente que el jabón actúe sobre el manto del animal. Una vez enjabonado habrá que proceder a aclararle con agua abundante para evitar que puedan quedar restos de jabón que posteriormente le produzcan picores y malestar al animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *