Bañar al perro


No pienses que tu perro necesita un baño diario como tú, todo lo contrario, si realizas esta acción a diario puedes provocarle una serie de problemas de los que puede que nunca se recupere. No existen directrices estrictas sobre la frecuencia con la que se debe lavar a los perros. Esto dependerá de muchos factores, como por ejemplo: la raza, su salud, su estilo de vida, etc. Aquí tienes algunas pautas que puedes seguir para decidir cuándo lavar a tu amigo:

– Si tu perro tiene pulgas, garrapatas o cualquier otra clase de bicho, debes darle un buen baño para comenzar a suministrarle el tratamiento que necesite para eliminar a los bichos. Utiliza un champú especial que mate a los parásitos y sus huevos. Puede que tengas que continuar lavando al animal una vez a la semana o cada dos semanas, depende de lo que recomiende el veterinario.


– Si el perro tiene el pelo largo, debes implantar una rutina de aseo. Cepíllale y mantén su pelo sin nudos. Piensa que al andar, si es pequeño, arrastrará porquería entre sus faldas. Intenta recortárselas a menudo.

– Como cualquier persona, tu perro puede sufrir alergias que le producirán caspa. Coméntaselo a tu veterinario y compra un champú especial para este tipo de problemas. Si no le puedes bañar demasiado sería recomendable que le compres toallitas húmedas que además de refrescarle le quitarán las pieles muertas de su alergia.

Recuerda que para la mayoría de los perros la hora del baño es todo un problema, por lo tanto intenta hacer ese momento lo más agradable que puedas. Háblale con tranquilidad y de forma cariñosa antes, durante y después del baño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *