Cómo lavar los oídos del perro

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La higiene es fundamental en nuestras mascotas para que puedan llevar una vida más saludable, ya que si se acumula la suciedad llegan las infecciones. Los oídos son una parte muy importante tanto para los animales como para las personas, así que deben recibir una limpieza especial para que puedan desarrollar su función sin ningún problema y se pueda escuchar perfectamente.

En el caso de los perros, su higiene es también muy importante tanto por motivos estéticos como por motivos de salud, ya que una mala higiene favorece la aparición de infecciones. De todas formas, no tienes que obsesionarte ya que una higiene excesiva puede ser tan perjudicial como el hecho de que no la haya. A continuación, unos cuantos consejos para limpiar los oídos de los perros de forma correcta.

La relajación, importante

Es vital que tanto tú como el perro estéis relajados, sobre todo para que él no se estrese ya que es un momento que no le gustará. Háblale mientras se lo haces y que vea que no pasa nada, que no hay por qué alterarse. Lo primero es examinar los oídos para ver qué tipo de suciedad tienen y, especialmente, si tienen cera acumulada, ácaros o si desprenden mal olor.

La limpieza


Al ponerte a limpiar, debes tener mucho cuidado en no hacerle daño, utilizando siempre productos y utensilios especialmente diseñados para tal fin y que puedes encontrar en cualquier tienda especializada. Si lo vas a hacer de forma casera, envuelve un dedo en una gasa limpia y mételo en los oídos con mucho cuidado para limpiarlos. Ten cuidado con meterlo de más ya que podrías hacerle daño, y lo ideal es poder lavarle los oídos cada 15 días. Cuando lo bañes, ten mucho cuidado con que le entre agua en los oídos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *