Cinco errores en la higiene del gato

errores-higien-gato
El gato es una mascota que tiene su propia rutina de higiene, aseándose él mismo con la ayuda de su lengua. Precisamente, por este motivo, se producen algunos errores en la higiene del gato, que conviene conocer porque, si no se corrigen, puede generarle algunos problemas de salud o interferir en su bienestar y en el día a día. Aquí hablamos de los principales cinco errores en la higiene del gato, que son los más frecuentes y habituales, sobre todo, si se es inexperto en cuidar a estos animales de compañía.

Bañar al gato

Una de las principales dudas en relación a la higiene del gato es si hay o no que bañarlo. Y la respuesta no puede ser ni un “sí” ni un “no” rotundo. Bien es cierto que los mininos se asean solos, pero hay veces en las que es necesario ayudarles con su higiene.

Es el caso de los gatos más pequeños porque todavía no tienen unos correctos hábitos de higiene ni son tan completos como en un adulto. De esta manera, sí es conveniente darles un baño de vez en cuando, sobre todo, para mantener su pelaje también en perfecto estado.

Una situación similar se produce en los gatos con sobrepeso porque tienen dificultades para llegar a determinadas zonas del cuerpo, lo que hace que no estén bien limpias y que el pelo pueda enredarse, sobre todo, el que se localiza en zonas como la espalda.

errores-higien-gato

Ojos

Otro de los errores de higiene de los gatos es el cuidado de los ojos. Esta parte es clave en el minino, pero también es una de las zonas más sensibles que tiene este animal de compañía.

Siempre para cuidarles y lavarles los ojos, se tienen que utilizar productos específicos y recomendados por profesionales porque muchas veces, incluso los indicados para gatos, pueden generarles problemas.

Orejas

Las orejas de los gatos también deben limpiarse. Sin embargo, esta limpieza solo debe hacerse cuando se percibe que hay depósitos amarillentos o bien de color pardo. Para esta higiene, se debe utilizar un pequeño trozo de algodón, siendo posible igualmente emplear algún producto específico, pero siempre bajo recomendación del veterinario.

Dientes

En relación a los gatos, siempre se habla de la importancia de cepillarle el pelo. Pero no es lo único que conviene cepillar. También sus dientes necesitan esta atención. Es necesario, además, para realizar un control y detectar la presencia de sarro. Aparte se vigila el color de sus dientes.

Pelo

El cepillado del pelo es un cuidado conocido del minino, pero aquí también se producen errores de higiene del gato. Y uno de las más habituales está relacionado con el pelo que rodea a la zona de su ano porque pueden quedar heces pegadas. Si el gato no se asea bien por sí solo, se producen infecciones o problemas.

De esta manera, si el gato es de pelo largo, puede ser conveniente –siempre consultando con el veterinario-, recortárselo en esa zona de vez en cuando.

Artículos relacionados:

Consejos de higiene para gatos mayores

La higiene en los gatos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *