Todo lo que tienes que hacer antes y después de un día de piscina con tu perro

perros-agua
El otro día dimos una serie de consejos y pautas para disfrutar de un buen día o rato de piscina con nuestro perro sin problemas, sobre todo, si era la primera vez que acudía a este tipo de instalaciones. Sin embargo, los cuidados para que la experiencia sea muy buena no deben proporcionarse solo en las instalaciones, sino que deben realizarse antes de acudir y continuar al llegar a casa. ¿Qué hay que hacer entonces? Aquí damos las claves a seguir para conseguir que el perro disfrute a la grande y guarde un buen recuerdo para el próximo chapuzón.

Pasos previos

Cuando se va a la piscina, muchas personas se olvidan del sol, pero también hay que tenerlo en cuenta. Los rayos ultravioletas son dañinos para los perros por lo que es fundamental protegerle y cuidar su piel con productos adecuados. Igualmente, se debe evitar una exposición prolongada al sol.

Velar por su salud

Aunque las piscinas son sitios de ocio, no están exentas de peligros para la salud del perro. Un motivo por el que es especialmente importante que esté al corriente de las vacunas que precisa.

Y es que en las piscinas suele haber bacterias, además de estar dentro múltiples perros, lo que aumenta las probabilidades de que la mascota se contagie de alguna enfermedad. Si está vacunado, el riesgo es escaso. De todos modos, en este tipo de instalaciones es habitual que se exija documentación relativa a las vacunas del perro para poder acceder.

perros-agua
Por supuesto, es conveniente no olvidarse de que no es bueno darle de comer al perro mientras esté en el agua o antes del baño porque puede vomitar o tener una digestión difícil. Lo mejor es darle de comer tras haber terminado la sesión en el agua.

Tras el baño en la piscina

Y, cuando salga de la piscina, es clave secar bien las orejas del perro para no facilitar la proliferación de hongos y bacterias que suelen aparecer con el calor y la humedad.

En casa

Los cuidados específicos que precisa el perro no acaban al salir de la piscina. Al llegar a casa es importante lavarlo con agua dulce para quitarle el cloro. También hay que secarlo bien para que no proliferen los hongos o bacterias.

Artículos relacionados:

Piscinas para perros: consejos para disfrutar con tu mascota

La seguridad de los perros en las piscinas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *