Todo lo que debes (o deberías) saber sobre los perros peligrosos

perros-peligrosos
Aunque existe una gran diferencia de opiniones entre si un perro es o no peligroso, lo cierto es que hay una serie aspectos que conviene conocer, sobre todo, de cara a la normativa existente en materia de perros potencialmente peligrosos. ¿Qué dice esta ley? El marco legal no es lo único que es recomendable saber si se va a tener un can que forma parte de las razas perrunas incluidas en este término.

Marco legal

El marco legal sobre perros potencialmente peligrosos establece en primer lugar las razas que están consideradas como tales. De esta manera, este grupo está formado por el akita inu, pitbull terrier, dogo argentino, american staffordshiere terrier, fila brasileño, tosa inu, rottweiler y staffordshire bull terrier.

Este listado se amplía con cruces de canes de estas razas y con todos aquellos perros que reúnan una serie de rasgos como tener un carácter muy marcado, una musculatura fuerte, pecho macizo, cabeza voluminosa con mandíbulas fuertes y cuello ancho.

El motivo de incluir estos rasgos radica en las particularidades de su mordida y en la peligrosidad que conlleva en la práctica que una persona sea atacada por los perros con estas características.

perros-peligrosos

Consejos

Si se quiere tener un perro potencialmente peligroso, es importante conocer cómo hay que tratarle. En algunos casos, las acciones se centran en corregir su comportamiento con la ayuda de profesionales. También es útil acostumbrarles a llevar bozal.

Esta educación no es suficiente en algunos casos. Si no funciona, el siguiente paso es tratar al perro con medicación, que siempre debe ser prescrita por un veterinario. En general, los tratamientos se centran en elevar el nivel de serotonina para que el perro esté más feliz.

Reacciones

A veces, el ataque no puede venir del perro que tenemos en casa, sino que también se producen de forma accidental cuando se va por la calle. Y, en estas situaciones, ¿qué se puede hacer? Lo mejor es quedarse lo más quieto que se pueda y no mirarlo directamente bajo ningún concepto. Con esta actitud, se trata de disuadir al perro si, realmente, está pensando en atacarnos.

Artículos relacionados:

Perros potencialmente peligrosos: ¿en qué condiciones deben tenerse?

Perros considerados potencialmente peligrosos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *