¿Por qué mi perro babea y tiembla?

perros-babas-temblores
Hoy vamos a volver a hablar de comportamientos o reacciones que tienen los perros, que a veces no son bien comprendidos y que no siempre son sinónimo de que tenga una enfermedad. No obstante, a veces, sí se convierten en un claro indicio de que el can padece alguna patología. Es el caso del babeo y de los temblores. Aquí vamos a aclarar todos sus significados en el perro.

Babeo

El babeo o salivación se debe a diferentes factores, aunque en muchas ocasiones está directamente relacionado con la raza del perro. En general, la baba aparece ante un momento de excitación del can ante la comida, aunque también es una reacción ante el nerviosismo o miedo que le produce una situación o persona.

Esta reacción, en general, no supone ningún problema, aunque sí se convierte en tal cuando hay un exceso de salivación, que también se conoce como ptialismo. En estos casos, es importante observar cuándo se produce y con qué frecuencia para tratar de determinar el factor que lo genera y, si es necesario, consultar con el veterinario.

No obstante, no hay que olvidar que a veces el exceso de baba se produce por otras causas como, por ejemplo, tener alguna herida en la boca o padecer gingivitis o bien problemas estomacales. Igualmente, puede ser indicio de alguna enfermedad ya con cierta gravedad o de un golpe de calor.

perros-babas-temblores

Temblores

En algunos casos, también se observa que el perro tiembla. Esto suele producirse cuando ya es anciano como consecuencia de la degeneración neurológica, siendo habitual que los temblores hagan su aparición en las patas traseras cuando el perro está durmiendo o quieto.

Pero los temblores igualmente pueden responder a otras causas como la hipoglucemia, sobre todo, si el perro no sigue una alimentación adecuada, lo que le llevará a una bajada de azúcar que será lo que le genere los temblores.

Y, finalmente, se deben hablar de otros factores como las bajas temperaturas que hacen que tenga frío o por la ansiedad o nerviosismo ante una situación o persona. Así, solo queda observar al perro para detectar cuál es la causa para ponerle remedio.

Artículos relacionados:

Tres comportamientos curiosos de los perros y su significado

Los perros y gatos más propensos a tener cáncer

Enfermedades, Perros, ,
>

También te puede interesar...

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *