Perros celosos de los niños

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Aunque de forma instintiva, a los niños les encantan los perros (si un niño tiene miedo a los perros suele deberse a una experiencia traumática o una mala educación por parte de los padres), a los perros no siempre les gustan los niños, especialmente si el primero en llegar a casa fue el can.

Con la llegada de un niño a la familia, puede ver amenazada su posición jerárquica en el hogar y empezar a sentir celos, comportándose de una manera diferente. Si tu mascota ha empezado a tener este tipo de comportamientos, échale un vistazo a los consejos que vamos a darte a continuación.

Nada de castigos físicos

En primer lugar, debes tener en cuenta que no se le debe infligir un castigo físico si la mascota presenta celos, ya que en lugar de solucionar el problema, este gesto podría acarrear otros problemas.

Lo qué si debe hacerse es permitir al perro que reconozca a los niños cuando llegan por primera vez a casa, dejándolo que lo olisquee e, incluso, que lo lama, vigilándolo siempre de muy cerca. Así, el animal asimilará el olor del niño y se acostumbrará a él como un elemento más de la familia.

Darle tiempo

También es importante concederle un poco de tiempo al perro. Y es que a pesar de dejarle claro su posición en la jerarquía de la casa, no se debe dejar de lado al animal y se debe intentar compartir con él algunos minutos para jugar, estableciéndolo como una rutina. De esta manera, el animal se dará cuenta de que tienes un tiempo para él, y no te perseguirá constantemente buscando tu atención.

El perro debe sentirse querido

Por supuesto, es fundamental que el animal se sienta querido y que no crea que el niño le ha robado el cariño que antes tenía. Para lograrlo, un buen truco es mostrarte muy afectivo con el animal en presencia de los más pequeños para que no los vean como una amenaza y comprendan que se puede querer a ambos. Por supuesto, es imprescindible comportarse con el animal como siempre para que no vea altercados sus horarios y rutinas.

2 comentarios

  1. En este artículo se muestra una problemática frecuente…Nosotros tratamos a muchos animales que deben acostumbrarse a nuevas situaciones, como la llegada de un bebé a casa o la convivencia con niños. Lo hacemos a menudo con flores de Bach, y si el humano que vive con el animal prefiere otra terapia, entonces utilizamos suplementación con nutrientes naturales ortomoleculares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *