Los bóxer y el ejercicio


Son muchos quienes consideran el bóxer una de las mejores razas a la hora de elegir un perro como mascota. A pesar de su apariencia seria, se trata de un perro cariñoso que resulta ser un maravilloso compañero de los niños, debido sobre todo a su gran paciencia con ellos. Al mismo tiempo, tiene una constitución fuerte y robusta y está lleno de energía y vitalidad.

Si hemos decidido tener un bóxer como mascota, uno de los aspectos a los que más atención deberemos poner para que se mantenga sano es el ejercicio, tanto para su bienestar físico y mental, ya que así evitaremos comportamientos que derivan del exceso de energía acumulada o del aburrimiento del animal.

Precauciones

A la hora de sacar a pasear a nuestro perro el clima es un factor importante, ya que la forma de la nariz del bóxer hace que el animal pueda tener dificultades para respirar si el clima es muy frío o hace mucho calor. Por otro lado, al ser un perro de pelo corto, a la hora de hacer ejercicio no sólo le afecta la temperatura, sino que también debes cubrirle con un impermeable cuando llueva.


Si haces ejercicio con tu perro y hace mucho calor, asegúrate de irle dando agua de forma continua, aunque poco a poco. Si estás paseando por la playa o la montaña, debes hacer paradas a la sombra. Si el pelaje de tu bóxer presenta zonas blancas o si es blanco en su totalidad, debes aplicarle protector solar en todo el cuerpo o en las zonas. En el hocico aplícaselo con cuidado de los ojos, pero asegúrate de que le proteges la nariz.

Ejercicio

Cada día, tu perro debe pasear, como mínimo, 45 minutos, durante los cuales debes encontrar un espacio donde pueda correr en libertad.

Para evitar que el ejercicio se vuelva monótono, debes buscar alternativas que le resulten divertidas, como esconder cosas, jugar con la pelota o con el frisbee, ya que tu perro disfrutará con todos ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *