Cuidados extra para el perro durante el confinamiento en casa por el coronavirus

perros-confinamiento
El confinamiento puede ser también duro para el perro aunque pueda salir de paseo. Las rutinas cambian y es un ambiente en casa al que no están acostumbrados. Es un momento en el que hay que prestarles más atención y cuidados adicionales para que esta etapa la puedan vivir y superar lo mejor posible tanto desde el punto de vista de su bienestar como de su salud.

Jugar

Con el confinamiento por el Estado de Alarma por el Covid-19, se tiene que pasar más tiempo en el hogar. Y es un buen momento para dedicarle más tiempo al perro y jugar con él para que la situación le sea más llevadera, sobre todo, si se vive en un piso o viviendas en las que no se dispone de jardín.

Cuando el piso es pequeño, la clave está en aprovechar cualquier espacio, ya sea despejando muebles como la mesa del salón o bien optar por los pasillos. Son sitios en los que se pueden hacer juegos tanto para que el perro se mueva más y gaste su energía como para trabajar en desarrollar su actividad mental.

Comida

La comida del perro en estos días también es muy importante. Aunque salgan de paseo, suelen hacer menos ejercicio porque el tiempo de actividad física se acorta. Y es una situación en la que es recomendable reducir lo que come para evitar que gane peso.

perros-confinamiento

Salud

En estos días de confinamiento, es importante vigilar la salud del perro. Solo se puede llevar al veterinario en caso de urgencia y no para realizar revisiones periódicas. Una situación que puede afrontarse haciendo una pequeña revisión en casa, que tiene que efectuarse con cierta frecuencia.

Y, ¿en qué fijarse? Lo más significativo es su estado de ánimo para ver si es el correcto. Si es así, todo está bien. En caso contrario, habrá que ir buscando otras señales. Por ejemplo, se puede observar su pelo, aparte de examinar otras partes de su cuerpo que son decisivas como los dientes, encías y lengua con el fin de detectar posibles infecciones.

La frecuencia cardíaca también debe vigilarse. Lo normal es que se encuentre entre 60 y 120 latidos por minuto cuando el perro está en estado de reposo. Así se podrá detectar cualquier señal para ponerle remedio cuanto antes.

Artículos relacionados:

Coronavirus: consejos para pasear al perro durante la cuarentena

Tres dudas frecuentes sobre el coronavirus en los perros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.