Los beneficios de tener un gato en casa para los niños

gatos-ninos
Al hablar de los beneficios que tienen las mascotas a la hora de convivir con las personas, siempre se tiende a analizar las ventajas de los perros, especialmente, para los niños y para las personas mayores. Sin embargo, no son las únicas mascotas que son terapéuticas. Los gatos son también muy útiles, sobre todo para los niños, con el fin de ayudarles en el ámbito emocional. De hecho, los mininos ya se están empezando a utilizar en diferentes terapias.

Emociones

En general, los gatos están siendo utilizados en el tratamiento de problemas y alteraciones emocionales y sociales en los niños. Y es que estas mascotas tienen importantes beneficios para los más pequeños de la casa, que van más allá de su crecimiento y desarrollo natural.

Uno de esos beneficios es que ayuda a los niños a relajarse y a evitar situaciones que les producen tensión. Para ello, basta con acariciar al minino. Un simple gesto con el que se estimula la segregación de los neurotransmisores serotonina y dopamina, que influyen de forma positiva en la relajación del cerebro. Acariciar al gato igualmente les hace sentirse más seguros y tranquilos.

Los niños están más alegres cuando tienen un gato en casa porque les hace compañía cuando son pequeños y, además, pueden jugar con él, sobre todo, en el caso de aquellas razas que son más juguetonas. Así, se evita que los niños estén tristes o tengan depresión, enfermedad que también puede afectar a los más pequeños, aunque en general se asocia con la etapa juvenil y adulta.

gatos-ninos
El gato ayuda a los niños a relacionarse mejor, lo que redunda en sus habilidades sociales. Los beneficios en este caso son más notables en aquellos niños que tienen problemas para socializarse, entablar relaciones con otros niños o bien son autistas.

Menos enfermedades

La salud de los más pequeños igualmente mejora con la presencia de los gatos. De hecho, se refuerza su sistema inmunitario y se es menos propenso a tener o padecer infecciones en las vías respiratorias. Y eso no es todo porque presentan a su vez menos probabilidades de desarrollar alergias.

Artículos relacionados:

Cosas que los niños pueden aprender de los gatos

Razas de gatos adecuadas para vivir con niños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *